17 febrero 2017

Pitu de caleya


El pitu de caleya o pollo de camino, es un pollo grande que vive en libertad y que se alimenta comiendo semillas, insectos, cereales... por lo que su crecimiento es totalmente natural y tarda mucho mas en ganar peso que un pollo de granja, puede llegar hasta los 6 kg. pero para el consumo lo normal es que se sacrifiquen con 1 año y con 3 kg. de peso.
Su carne es mucho mas tersa, oscura, mas dura y con menos grasa y su sabor intenso y recio, sólo se crían en Asturias aunque no tienen aún la IGP que luchan por obtener el autentico pitu de caleya es autóctono de esta región.


Hoy os traigo la receta auténtica del pitu de caleya, no dudéis en hacerla si encontráis este animal en alguna pollería, algo difícil, pero se consigue.

Os va a encantar, no habéis comido nada parecido!

Ingredientes:

- 1 pitu de caleya
- 5 cebollas medianas
- 1 pimiento verde grande
- 1 cabeza de ajos
- 250 ml. de jerez seco
- 200 ml. de brandy o coñac
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- Aceite y sal
- Harina para rebozar
- Patatas para acompañar






Preparación:

La noche anterior ponemos a macerar el pitu con los ajos pelados y enteros y la mitad del jerez.
Removemos hasta mezclar todo y metemos en la nevera hasta el día siguiente.


Al día siguiente escurrimos el pitu (reservamos los ajos y el jerez) secamos los trozos con papel de cocina absorbente, salamos y rebozamos levemente en harina sacudiendo el excedente.


Freímos en aceite hasta dorar, escurrimos cada pieza y reservamos.


Picamos muy menudo el pimiento y la cebolla y vertemos todo en una cazuela amplia con el aceite en el que hemos frito el pitu y junto con los ajos.
Añadimos la carne, removemos y dejamos cocer a fuego medio hasta pochar, removemos de vez cuando para que no se pegue.


Espolvoreamos el pimentón, mezclamos y regamos con el resto del jerez y el jerez sobrante de la maceración.
Cocemos tapado a fuego moderado 90 minutos, removemos de vez cuando para que no se pegue.


Añadimos a continuación el coñac y cocemos otros 90 minutos mas, removemos de vez cuando para que no se pegue.
Rectificaremos de sal si fuera necesario.


Opcional:
Como acompañamiento podemos freír unas patatas cortadas en cubos y añadir al guiso.





4 comentarios:

  1. Qué buenísima pinta qué tiene, te ha quedado para chuparse los dedos, sólo hay que verlo. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es queme salió riquisimo, para ser la primera vez...
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  2. Hoy es un plato de lujo,yo lo acompaño de patatas fritas y pimientos,asi se comia siempre en mi casa.
    Aunque estos pitos no son iguales a los caseros se parecen bastante y estan muy ricos.Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginas lo que me costó encontrarlo.
      Cuando voy a Asturias voy al Molin de Mingo a comerlo, tanto con arroz como con patatas y los tienen por ahí sueltos por la calle, son chulisimos y están tan ricos. ¿conoces el restaurante?
      Besos
      Nieves

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!