"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Buffalo Wings o alitas picantes neoyorkinas


Hay veces que las casualidades te dibujan una sonrisa en la cara y eso me ha pasado cuando supe que el cuadro elegido por María Ayala del blog In my little kitcken para la nueva edición de CocinArte era Nighthawks de Edward Hopper, un cuadro que como muchos de su obra, refleja la soledad de Nueva York. Hopper es uno de los exponentes de la pintura realista, plasmando escenas cotidianas que te transportan al Nueva York de aquellos años. En Nighthawks nos muestra un Dinner, estos locales estadounidenses a medio camino entre el restaurante y la cafetería.

¿Y dónde estaba yo en ese momento? Pues precisamente tomandome unas Buffalo Wing o alitas picantes neoyorkinas en uno de esos Dinner de Nueva York. ¿Es o no es casualidad?


Igual que me pasó con la Frita de pulpo de Formentera, la decisión la tomé al momento y las Buffalo Wing o alitas picantes neoyorkinas ha sido la receta que he preparado.

Ingredientes:

  • Un kilo de alitas de pollo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 4 cucharadas de Ketchup
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 cucharada de salsa Perrins
  • 1/2 cucharadita de cayena molida
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra (en U.S.A. usan otro aceite pero yo lo prefiero con el nuestro).

Elaboración:

 1.- Limpiamos las alitas de los restos de plumas que puedan tener y las separamos las alitas en dos partes, salpimentamos.
2.-  Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva y freimos las alitas por ambos lados hasta que estén doradas. Sacamos y las ponemos sobre papel absorvente para quitarles el exceso de grasa.

3.- Preparamos la salsa al estilo Buffalo, para ello ponemos en un cazo la mantequilla y lo ponemos a fuego medio. Añadimos el ketchup, la salsa Perrins, el vinagre de manzana y la cayena molida. Removemos hasta tener una consistencia espesa y retiramos del fuego.

4.- Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo. Colocamos las alitas sobre una fuente de horno y con un pincel las embadurnamos con la salsa reservada. Horneamos 7 minutos poniendo la bandeja en la parte superior del horno. Con el calor la salsa se carameliza encima de las alitas.

5.- Ya solo nos queda chuparnos los dedos y disfrutar.




Si queréis ver el resto de inspiraciones las tenéis aquí.

Bon appétit



Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. El cuanto vi el cuadro propuesto una sonrisa apareció en mi cara, desde luego a veces las casualidades parecen cosa de brujería ja ja ja...
    En casa somos súper fan las alitas así que esta salsa no me la pierdo.
    Muy buen aporte!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuando me lo dijiste no me lo podía creer, je je.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Casualidad o el karma ...... hoy he comprado alitas
    Una propuesta estupenda, rica, sabrosa y cómo no podía ser de otra manera....picantes
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que darle swing a los platos, je je. Pero yo le pongo menos picante que Nieves, eso te lo aseguro.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Fantastica salsa para estas alitas y deben ser autenticamente espectacular como deben estar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están para no dejar ni una de muestra, te lo aseguro.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  4. Cuando me contaste lo de Nueva York no me lo podía creer, eso es una señal sí o sí, me ha encantado vuestra propuesta, en casa somos muy de alitas de pollo, nos encanta, así que ya me he apuntado la receta porque la haré seguro. Mil gracias por participar. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me lo podía creer, es de esas casualidades que te dibujan una sonrisa. Te gustarán las alitas si las haces María, ya lo verás.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  5. Que riquisimas alitas, me encantan y casi que te digo yo lo mismo que tu a mi, tampoco vi yo unas alitas tan apetecibles por allí. Me encanta la presentación. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en los restaurante la comida es algo mejor que en los puestos callejeros, pero si, en casa estaban más ricas.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  6. Ains has tocado una de mis comidas favoritas fast-food!!!!! Siempre que he estado por esas tierras me pongo morada de alitas... es más, tengo un precioso recuerdo, que fue aprobar el sacarme el carnet de coche allí y comer un montón de alitas de premio!!!!
    Y en este dinner, es muy seguro que estén en el menú. Muy buena participación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...