"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Hamburguesa casera con queso de cabra, rúcula y cebolla caramelizada

No es necesario que sea fin de semana para disfrutar de una hamburguesa y tampoco tiene que ser una comida de la que huyamos por ser considerada insana o engordante, todo lo contrario,  yo disfruto en casa siempre que me apetece de ellas. 

Buena carne de ternera,  especias al gusto,  echas al punto a la parrilla y acompañadas de lo que más nos guste entre pan casero nadie puede quitarnos de este placer. 

Ingredientes para 2 hamburguesas:

- 300 gr. de carne picada de vacuno
- 4 bayas de enebro secas
- 5 vainas de cardamomo
- 1 cucharadita de postre de cúrcuma
- 1 cucharadita de postre de comino
- 1 cucharadita de postre de pimienta molida
- 1 cucharada de perejil fresco picado
- 2 dientes de ajo




Ingredientes cebolla caramelizada:

- 1 cebolla
- Vinagre balsámico al Pedro Ximénez (ó en su defecto de Módena)
- 3 cucharadas de azúcar
- Aceite de oliva








Preparación:

Machacamos en el mortero, por separado, los ajos, las bayas de enebro y las semillas de las vainas de cardamomo (desechamos la cáscara)


En un bol amplio colocamos la carne, mezclamos con lo anterior y con el resto de especias, salamos y removemos muy bien hasta homogeneizar completamente todos los ingredientes.
Amasamos dos porciones y damos forma de hamburguesa, apretando bien primero hasta formar una bola compacta y luego aplastamos con cuidado y afinamos los bordes.
Dejamos reposar en la nevera al menos 30 min.


En este tiempo hacemos la cebolla caramelizada.
En una sartén mediana pochamos hasta transparentar (5 min.), en un chorrito de aceite, la cebolla cortada en aros lo mas finos posible.
Añadimos el azúcar, removemos y dejamos cocer a fuego suave 10 minutos, vigilando y removiendo de vez en cuando.
Añadimos entonces un chorrito de vinagre balsámico (2 cucharadas soperas), removemos y dejamos cocer de nuevo suave otros 15 min. mas, siempre removiendo de vez en cuando.


Dejamos templar la cebolla mientras hacemos la carne a fuego fuerte en sartén, plancha o parrilla, ésta última siempre es la opción perfecta que aporta el sabor y la textura óptima que debe tener una hamburguesa fetén.


Montamos sobre el pan de hamburguesa casero la carne, encima unas hojas de rúcula, tres rodajas de queso de cabra y coronamos con la cebolla caramelizada.


¿Quién dijo que la hamburguesa era comida "basura"?

Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Hola. Yo no suelo comer mucha carne, pero ya te digo que esta hamburguesa casera tan rica, si se la envío a mi hijo, se la prepara y la disfruta de lo más.
    Muy bien acompañada con el queso y la cebolla caramelizada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo no suelo comer mucha carne tampoco, pero esta me la zamparía entera jajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...