08 febrero 2016

Tarta de manzana y morcilla con piñones




























Las quiches, empanadas, pasteles y tartas saladas, es otra forma de comer fácil en reuniones con amigos o en cenas informales, por eso suelo recurrira ellas. La masa la podemos comprar, aunque se hace en un periquete. Estoy diciendo esto y en la elaboración de esta he usado una masa de hojaldre (no tenía quebrada), pero teníais que ver el jaleo de casa que tenía en ese momento. Celebrábamos el cumpleaños de mi marido y  en la mini cocina no cabía un alfiler. Alguna vez he pensado  que sería bueno grabar esos momentos en los que encajo cual tetris el moldes de tartas, batidoras, cacerolas y vajillas. Normalmente tengo el horno encendido un montón de horas, el lavavajillas trabajando y yo ayudando al lavavajillas con toda la cacharrería que no ha entrado en ese viaje. No porque me guste fregar a mano, sino para quitar cosas de en medio y poder moverme con mayor soltura. 


Como decía antes de soltaros este rollo, la masa para un quiche se puede hacer en cinco minutos. Podéis verlo en la preparación de esta tarta de cebolla. Es una de las formas de hacerla. 

Ingredientes:

  • 1 masa quebrada (yo de hojaldre)
  • 1 manzana grandecita
  • 1 morcilla de Burgos de 250 gr. aprox.
  • 150 gr. de puerros
  • 200 gr. de cebolla dulce
  • 100 gr. de nata líquida
  • 50 gr.  de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 100 gr. de queso Emmental
  • 50 gr. de piñones
  • Sal

Elaboración:


Aunque he utilizado masa de hojaldre, podemos usar una masa quebrada. Forramos con la masa un molde ondulado bajo, al que previamente habremos engrasado. Apretamos bien y recortamos la masa sobrante. Pinchamos bien la superficie par evitar que se hinche en exceso, ponemos papel de horno y echamos por encima unos garbanzos  por la misma razón y horneamos a 180º durante 10 minutos, con el horno previamente precalentado, evidentemente. Sacamos, quitamos el peso (los garbanzos) y el papel de horno (si, hay alguno por ahí que lo ha dejado en alguna ocasión) y reservamos.


Pelamos la manzana y la troceamos, bien a cuchillo o bien en la Thermomix a velocidad 6 durante 4 segundos. Colocamos la manzana en la base de la tarta.


Troceamos la morcilla, le quitamos la piel y la ponemos en el vaso de la Thermomix o en cualquier otro robot de cocina. La troceamos 4 segundos giro a la izquierda velocidad 4. Reservamos.


Ponemos en el vaso el puerro troceado y la cebolla cortada en cuartos, añadimos el aceite y troceamos 3 segundos velocidad 5. A continuación sofreímos 10 minutos, temperatura varoma y velocidad 1.
Podemos sofreír en cualquier olla o sartén.



Añadimos la nata, los huevos, el queso y la sal y mezclamos a velocidad 3 durante 15 segundos. Añadimos a la mezcla la  morcilla y los piñones y mezclamos 10 segundos giro a la izquierda velocidad 3. Vertemos la mezcla por encima de las manzanas.


Volvemos a meter al horno, esta vez 50 minutos aproximadamente a 180º también.


Cuando este cuajada la quiche estará en su punto.




Se puede comer fría, caliente o templada.



Muy, muy rica.

Bon appétit

Fuente: Revista Thermomix

3 comentarios:

  1. Una tarta salada que hay que probar. En Canarias, la morcilla es dulce así que esta combinación de sabores le tiene que ir muy bien.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La manzana le va muy bien a la morcilla y los piñones le van bien a todo, je je. No conozco la morcilla canaria, pero voy a buscarla porque me ha entrado curiosidad de esa morcilla dulce.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Exquisita combinación, una idea genial!!un beso

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!