09 junio 2017

Huevos Nube o Cloud Eggs


Parece que los huevos nube o cloud eggs, están de moda. La revista "La Buena Vida" de El País, El Comidista y hasta el Wahington Post, hablan de ello. Y no, no es una receta que acabe de descrubir ningún gurú gastronómico. La receta tiene más de 400 años y ya estuvo de moda en los años 60' del siglo pasado. Hay un libro francés de los años 80' que también la recoge, se trata de "La cuisine est un jeu d'enfants". Dicho esto, os imaginaréis que es una receta facilísima.

Esta receta es una forma de preparar unos huevos que parecen fritos, pero que al ir horneados y sin aceite practicamente, quedan reducidas sus calorías una barbaridad. Bueno, quedan reducidas siempre y cuando hagamos los huevos tal cual, porque podemos mezclar las claras con jamón, bacon, queso.... y ahí tenemos un añadido calórico.

Los tiempos de horneado son orientativos, cada horno es un mundo y lo mejor es vigilar y encontrar nuestro punto. Vamos con la receta y el paso a paso




Ingredientes:
  • 1 ó 2 huevos por comensal
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Cremor tártaro (opcional)
  • Cebollino picado (opcional)
  • Espárragos trigueros (opcional como acompañamiento)
  • Jamón serrano picado (opcional como acompañamiento)


Elaboración:

Sacamos los huevos media hora antes del frigorífico para que las claras no estén demasiado espesas. Separamos las claras de las yemas con cuidado. Y reservamos estas últimas. 

Precalentamos el horno a 180º y mientras vamos montando las claras a punto de nieve con una pizca de cremor tártaro para que queden más consistentes o unas gotas de limón si no tuviesemos cremor. Cuando las claras están casi firmes añadimos sal al gusto.

Las claras las podemos batir con la batidora de varillas o con la Thermomix. Yo lo hago indistintamente. Con las varillas es hasta que veamos que tienen la consistencia adecuada, con la Thermomix es programando 1 minuto por cada clara a velocidad 3,5.


Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y lo pincelamos con aceite de oliva. Si queremos mezclar algún ingrediente con las claras, ahora es el momento. Lo hacemos con movimientos envolventes para que no nos bajen. Yo prefiero poner los ingredientes a un lado del plato y que cada cual se sirva según sus gustos.

Sobre la bandeja de horno vamos haciendo montoncitos. Uno por cada yema de huevo reservada. Hacemos una pequeña hoquedad con una cuchara en el centro de los montoncitos o nubes. Y horneamos durante 5 minutos con calor abajo.


Sacamos la bandeja del horno y colocamos en cada hueco de los nidos una yema de huevo y horneamos con calor arriba y abajo durante 3 minutos.


Sacamos con cuidado con una espátula. Salmos y espolvoreamos un poco de cebollino picado u otra hierba aromática que os guste.


Servimos acompañados de lo que prefiráis. Yo he hecho unos espárragos trigueros cocinados al vapor en el microondas en tan sólo 3 minutos y unos taquitos crujientes de jamón. Los taquitos de jamón se envuelven en papel de hornear y se meten al miroondas durante 1 minuto o minuto y cuarto.


¿No se ven deliciosos?


Aptos para cualquier dieta.


Bon appétit


10 comentarios:

  1. Justo esta semana me he guardado yo una receta de cloud eggs, teniendo claro que me los iba a preparar para mí solita, tras preguntar a mi hijo y darme un no por respuesta. Los tuyos, me gustan, porque todo lo que llevan es bien sano.
    Un beso y a ver cómo los hago yo. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Avisa cuando los hagas para ver tu versión.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Super fácil, vistosa y con lo que nos gustan los huevos en casa tengo que probar.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os van a gustar, además mucho más ligeros, je je

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. te han quedado de lujo ¡¡¡ me rechiflan ...un besote

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Joooorrr!!
    Pues mola mucho como quedan, no????
    Los tengo que probar

    ResponderEliminar
  5. Muy originales !!! me han encantado.
    besos

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!