Sopa de tomate estilo Campbell's


Reconozco que la sopa de tomate Campbell sólo la había visto hasta hace poco en el famoso cuadro de Andy Warhol. Es más tomar una sopa de tomate me parecía "raro", pero una se metió en esto de los blogs de cocina y decidió que tenía que probarlo todo aunque me pareciese raruno. Lo primero que hice un día fue comprar una lata que me costó encontrar pero que al final conseguí después de un periplo por varios supermercados y tiendas gourmet. Con esa lata preparé el  bizcocho de sopa de tomate. Otro día decidí tomarme una lata de sopa (yo sola no que la lata cunde). Ahora he preparado la sopa en plan casero, siguiendo una receta que asegura que es la auténtica. El vicio que he cogido con Campbell's no acaba aquí, seguro que dentro de poco vuelvo al ataque, mientras tanto os dejo la receta de esta sopa que os recomiendo y aunque parece un poco entretenida merece la pena.

Ingredientes:
  • 2 latas de tomates enteros de 800 gr.
  • 4 chalotas o cebollas moradas troceadas
  • 450 gr. de caldo de pollo
  • 60 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de nata o leche evaporada 
  • 1 cucharada sopera de pasta de tomate concentrado
  • 1/2 cucharadita de mezcla de especias (1/2 cucharadita de canela, 1/2 cucharadita de nuez moscada, 1 clavo de olor molido)
  • 2 cucharadas de Maizena
  • 1 y 1/2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de Jerez
  • Sal y pimienta
Elaboración:

Colamos los tomates y dejamos el jugo de los mismos en reserva. Los partimos por la mitad y los extendemos en una bandeja de horno a la que previamente hemos cubierto con papel de hornear. Espolvoreamos el azúcar por encima y los horneamos a 220º durante media hora aproximadamente. Cuando estén listos los reservamos.

Mientras tanto picamos las chalotas y las rehogamos a fuego lento con la mantequilla. Añadimos la mezcla de especias y la pasta de tomate y dejamos hacer hasta que las chalotas transparenten.
Añadimos la Maizena y removemos para que se integre. Ahora incorporamos poco a poco el caldo de pollo junto con 3 tazas del jugo de los tomates que teníamos reservado. Si nos faltase jugo añadimos un poco de agua.
Añadimos los tomates reservados, tapamos y dejamos hacer a fuego lento durante 10 minutos aproximadamente removiendo de vez en cuando. Salpimentamos.
Colamos reservando el caldo y batimos todo lo que ha quedado en el colador junto con una taza del caldo reservado. Esto se hace así para que conserve el color rojo. Después añadimos (sin batir) el resto de caldo y ponemos de nuevo al fuego.

Añadimos la nata y el Jerez y dejamos hacer 2 ó 3 minutos más. 

Se puede servir con queso rallado, con tomates secos o con unos picatostes (croutons).


Bon appétit

Fuente: Teres Labs

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Probé el bizcocho y me fascinó y con lo que adoro yo el tomate no se como puedo vivir sin probar esta sopa jajaja... a la próxima que veas de nuevo las latas me coges una pliiss!!
    Y mientras, como tengo la receta la haré en casa.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. que rico con los tomates asados le tiene que dar un sabor muy bueno, y con esta misma se podrá hacer el bizcocho o seguiremos comprando la lata? yo tengo un par de latas en la despensa que si que es dificil encontrarla, que bien os habrá sentado esta calentita, me gusta besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...