"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Créme Brûlée


La Créme Brûlée es una receta francesa cuyo significado es crema quemada y muy similar a la crema catalana. Consiste en una crema con una crujiente capa de caramelo en la superficie.

La primera vez que se tiene constancia de este postre es en el año 1691 en un libro de Nouveau cuisinier royal et bourgeois de François Massialot. En él el chef escribe: "Es necesario echar bastante azúcar encima, a parte del azúcar que se echa dentro: se coge la paleta del fuego, al rojo vivo; y a la vez se quema con ella la crema a fin de que coja un hermoso color oro".

La  Créme Brûlée se cuece en el horno y se sirve en recipientes individuales, pero con Thermomix sale espectácular. Os contamos las dos maneras de hacer esta receta.

Ingredientes:
6 personas
  • 250 gr. de leche entera
  • 250 gr. de nata con un 35 % de materia grasa
  • 80 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla o una rama de canela (al gusto)
  • 4 huevos
  • 60 gr. de azúcar moreno para el caramelo (puede ser blanco)





Elaboración:

Ponemos el azúcar moreno en el vaso de la Thermomix y pulverizamos 10 segundos a velocidad 10 y reservamos hasta que vayamos a caramelizar. Esto lo hacemos así, pero si no podemos pulverizar el azúcar no pasa nada, aunque nos quedará una capa de caramelo más gruesa.


Sin lavar el vaso introducimos la leche, la nata y el azúcar y programamos 6 minutos a velocidad 1 y 70º. A continuación añadimos la vainilla o la canela y volvemos a programar 6 minutos a la misma velocidad pero a 100º de temepratura, esta vez sin poner el cubilete.Colamos el contenido del vaso y dejamos enfríar durante media hora.

A la manera tradicional hervimos la leche junto con la nata y la canela o la vainilla. Retiramos y dejamos media hora reposar. (ojo no hemos puesto el azúcar)

Con el vaso limpio ponemos la mariposa  y añadimos los huevos programamos 1 minuto a velocidad 4 para batirlos. Programamos de nuevo velocidad 3 y vamos incorporando por el bocal la leche con la nata que teníamos reservada, teniendo la precaución de quitar el palo de canela si se lo habíamos puesto. Cuando esté todo incorporado programamos 8 minutos a 70º y velocidad 2. Y luego otros 8 minutos a la misma velocidad pero a 80º.


A la manera tradicional batimos los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen y doblen el volumen y luego añadimos poco a poco la mezcla de leche y nata a la que antes habremos quitado el palo de canela si es que esa ha sido nuestra opcion. Vertemos en cazuelitas individuales de horno, las tapamos con papel de aluminio y horneamos a 180º durante hora - hora y media.

Cuando terminemos con la Thermomix vertemos el contenido en recipentes individuales y dejamos enfríar.


Con la crema fría y cuando vayamos a servir la Créme Brûlée, vertemos el azúcar pulverizado que habíamos reservado dejando una fina capa en cada uno de los recipientes y flambeamos con un soplete.
Servimos. La Creme brulee es mu fina al paladar. ¡Exquisita!



Bon appétit

Fuente: Revista Thermomix y Wikipedia
Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Pintaza total. Y mira que el requemao a mí no me dice nada, pero tengo que reconocer que en esta receta, el azúcar crujiente queda perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo Ana, pero si que es cierto que el crujiente es indispensable.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. ¿Que no la voy a hacer? ¡¡ No me conoceis...!! Soy antojadiza por naturaleza y con ésa pinta, ése paso a paso.....me ha cautivado.
    ya os contaré.....besitos desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar
  3. No es por política pero me quedo con la Créme Brûlée jajaja...
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...