"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Salsa chermoula o chermula marroquí


La chermoula o chermula es una salsa marroquí utilizada básicamente para aderezar o marinar platos de pescado o marisco, aunque se puede usar para cualquier alimento apenas se usa para verduras o carnes.

Como todas las salsas sus ingredientes pueden variar dependiendo de los gustos, de los ingredientes que tengamos en casa y de la zona del Magreb donde se consuma, pero básicamente es una mezcla de hierbas aromáticas frescas con aceite y limón, pimienta, comino (que no puede faltar) y si nos gusta añadir algo de picante y ajos.

Se mantiene en la nevera meses, así que podemos hacer una buena cantidad y tenerla siempre a mano, no os la perdáis, una vez que la probéis no podréis vivir sin ella.

Ingredientes: 

- 6 dientes de ajo
- 1 limón
- 1 cucharada sopera de comino molido
- 1 cucharada sopera de cilantro en grano
- 2 cucharadas soperas de pimentón agridulce
- 1/2 cucharadita de postre de pimienta negra molida
- 1 cucharadita de postre de sal gorda
- 1 cucharada sopera de harissa
- 2 cucharadas soperas de perejil fresco picado
- 2 cucharadas soperas de hojas de cilantro fresco
- 150 ml. de aceite de oliva virgen extra
- 1 cayena (opcional)



Preparación:

Pelamos los ajos y los majamos concienzudamente.
Añadimos el cilantro en grano, la sal y la cayena y volvemos a majar hasta conseguir una pasta homogénea.


Añadimos las hierbas y volvemos a majar.


Incorporamos las especias y el zumo de limón y mezclamos muy bien con una cucharilla.


Añadimos entonces el aceite de oliva y mezclamos con una cucharilla hasta integrar todo por completo.
(También podemos ponerlo todo en un bote con tapa y agitar)


Listo para usar.



Al pulpo le va "que ni pintado"



Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...