"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Pan rústico de calabaza y cardamomo


Si el miércoles os comentaba lo versátil que es la calabaza ¿a que no os imaginabais que podríamos hacer pan?

Copiándome de Elena, cuando compro calabaza aso lo que me sobra y la guardo en el congelador para cuando me apetece así la tengo preparada, se conserva estupendamente y me vino genial para este pan.

A este pan le aporta sabor, textura y humedad, le puse cardamomo que le va genial a la calabaza y resultó de 10.

Es muy fácil animaros a hacerlo.

Ingredientes:
- 250 gr. de harina de fuerza
- 250 gr. de harina de trigo común
- 200 gr. de puré de calabaza asada
- 1 sobre de levadura seca de panadería
- 7/8 vainas de cardamomo
- 10 gr. de sal
- 200 ml. de agua tibia



Preparación:
Disolvemos la levadura en el agua y dejamos reposar 5 minutos.


Mientras, sacamos los granos de cardamomo de sus vainas y los pulverizamos todo lo posible con ayuda de un mortero o un molinillo.


Tamizamos ambas harinas, la sal y el cardamomo sobre un cuenco amplio o bol de la amasadora.
Hacemos un agujero en el centro.


Añadimos el puré de calabaza y comenzamos a amasar, vamos añadiendo el agua poco a poco.
Amasamos hasta conseguir una masa elástica, fina y que se despegue totalmente de las paredes.
En amasadora unos 10 minutos, a mano quizás un poquito mas.


Boleamos, engrasamos el bol y dejamos levar hasta duplicar su volumen.
Tapamos con papel film y un trapo. (1 h. aprox)


Colocamos la masa en la bandeja de horno cubierta de papel de horno y con cuidado damos forma ovalada.
Tapamos con un paño húmedo y dejamos levar otros 40 minutos.


Horneamos a máxima potencia 45 minutos.
Dejamos enfriar en una rejilla.










Fuente: Atrapada en mi cocina

Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...