02 febrero 2014

Reserva Lopez de Heredia Viña Tondonia y un cabrito


No solo el cordero es uno de los platos típicos de nuestro país, en muchas regiones un buen cabrito lechal, para muchos, es mejor manjar. 
Mis padres son castellanos de pura cepa por lo que he tenido el placer de comer cordero desde que tengo uso de razón pero el cabrito no lo recuerdo tanto en mi memoria, podría decir que no lo recuerdo nada por lo que tenía muchisimas ganas de comerlo.


El Miraflores de la Sierra, un pueblito precioso enclavado en el Parque Nacional de la Cuenca Alta del Manzanares de la Comunidad de Madrid, siempre por encargo, podemos degustarlo en el restaurante La Muñequilla donde en su horno de piedra el cabrito toma un color, sabor y aroma inigualables.



La Muñequilla es un restaurante regentado desde hace mas de 20 años por una atenta familia que cuida a su clientela como si de la suya propia se tratara, pues bien, ¿como no íbamos a fiarnos de la recomendación de su sumiller a la hora de elegir el vino? Acertó por completo:

Un excelente Reserva Lopez de Heredia Viña Tondonia 2001


Un rioja puro donde los haya, de la mismisima ciudad de Haro, cuna del vino de la Rioja Alta, Bodega R. López de Heredia fundada en 1877 cuya nota de cata podéis consultar aquí: Nota de cata.

Un tinto de doce grados y medio con notas de vainilla y especias que persiste en el paladar y cuya finura en nariz le aporta el adjetivo de "elegante" y la versatilidad para maridarlo con muchos platos.

Ideal para platos de carnes como este cabrito cuya combinación quita "el sentío"!!




8 comentarios:

  1. aunque me gusta el cordero con locura, sí me dan a elegir prefiero un buen cabrito. Además sí es en el pueblo que se crió mi madre, y con un reserva como este, es diana segura. ;-)

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando quieras quedamos y nos damos un homenaje ;-)
      Nieves

      Eliminar
  2. ¡ ¡ Menudo cabrito! ! no el López Heredia...que igual también lo era, pero me refiero al de la foto que tiene una pinta fantástica y si encima lo regáis con un Viña Tondonia, pues casi que me están dando ganas de acercarme hasta Miraflores de la Sierra.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya estás tardando Jorge porque es excepcional, te lo recomiendo 100%
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  3. Por dios, que pinta.... Me iba ahora mismo a compartir ese cordero...........besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos tres ...
      Calla, calla que ya sabes que de estos comentarios luego salen comilonas ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  4. Ay, cuando yo tenga mi horno de piedra restaurado, que cabritos voy a hacer, este tiene una pinta fantastica, suelo escaparme alguna vez por esa zona y la verdad es que cuando pasas por algún restaurante los pies te llevan hacia a el de lo rico que huele, menudo banquete, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No me digas Sofía? Que maravilla, pues no lo digas muy alto que enseguida organizamos una comilona de cabrito en tu casa ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!