10 septiembre 2014

Ensalada de quinoa con pavo y pistachos



A estas alturas del mes de septiembre, la mayoría de nosotros, ya hemos entrado en el engranaje de nuestra rutina diaria: el trabajo, la vuelta al cole, la limpieza de los bañadores y ropa de playa... También, como todos los meses de septiembre, muchos de nosotros empezamos con los buenos propósitos de cuidarnos y nos apuntamos a un gimnasio, nos compramos el calzado deportivo para ir a caminar o empezamos una de las muchas dietas que revistas o amigos nos recomiendan. Yo, había dicho que nunca más, que tiraba la toalla, pero al volver de las vacaciones he visto que tooooda mi ropa ha encogido, y ante eso sólo hay dos soluciones: ropa nueva o dieta. Mi primer impulso ha sido la ropa nueva, ya que a nadie le amarga un dulce, pero después de comprarme unos modelitos en la sección "premamá", he decidido que me voy a poner las pilas y voy a intentar que la cintura que perdí el verano pasado vuelva a casa.


Lo primero visita a un médico especialista en nutrición, que lo que quiero es perder peso, no perder salud. Luego visita al súper, a cargar de comida sana y por último a preparar platos apetecibles, ya que estar a dieta no significa ni pasar hambre ni comer cosas que no estén ricas.


La quinoa es una especie de cereal muy rico en proteínas, aminoácidos y vitaminas como fósforo, hierro y calcio. Con ella se pueden preparar las mismas recetas que con arroz, y también es apta para celiacos. Esta es la primera vez que preparo quinoa y me he decantado por una ensalada con pechuga de pavo.

La carne de pavo es muy saludable y además tiene muy poca grasa y es muy nutritiva. Yo la como habitualmente, tanto fresca como ya cocida y me da mucho juego, sobre todo las pechugas de pavo  tanto loncheadas como en piezas, eso sí, siempre compro marcas de confianza como Campofrío. Las salchichas de Frankfurt de la fotografía eran para mis nietos ;) aunque estas podían adaptarse también a la dieta.

Vamos con la receta y el paso a paso.


Ingredientes:

2 tazas de quinoa
1 pimientos rojos
200 gr. de pechugas de pavo
2 tomates
25 gr. de pistachos picados
Aceite de oliva virgen
Sal
Laurel



Elaboración:

Ponemos la quinoa en remojo con abundante agua durante 20 ó 25 minutos y luego la lavamos bien utilizando un colador. Mientras tanto picamos un pimiento rojo en trozos pequeños y reservamos.


Transcurrido ese tiempo, ponemos a cocer tres tazas de agua por cada taza de quinoa, añadimos una hoja de laurel y sal al gusto, e incorporamos la quinoa y el pimiento rojo. Dejamos cocer durante 20 ó 25 minutos. Sabremos que está listo cuando se desprenda la cobertura de la quinoa.


Cuando tengamos la quinoa cocida, la dejamos enfriar en otro recipiente, para quitar toda la fuente de calor. Cuando esté fría, picamos el tomate en cuadrados pequeños y lo incorporamos. Hacemos lo mismo con la pechuga de pavo. Rectificamos la sal y añadimos un buen chorro de aceite de oliva, mezclamos para que los sabores se integren y rociamos con los pistachos picados por encima.


Un plato muy nutritivo y completo. Yo de dieta, pero mi familia simplemente por placer.


¿Gustáis?


Bon appétit

14 comentarios:

  1. Una ensalada de lo mas rica, una forma muy buena de comer sano, que con este plato no se pierde nada de sabor y ricura.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo que si se pierda sea peso, je,je

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Oye, pues no tiene mala pinta, no conozco la quinoa, habrá que probar.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy rica Nieves. Puedes preparar con ella los mismos platos que con arroz.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Una deliciosa ensalada muy saca y con mucho color.Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El color es muy importante. A mí es una de las cosas que más me gusta de las ensaladas ;)

      Bss

      Elena

      Eliminar
  4. no he probado la quinos, pero tu ensalada se ve riquisima, seguro que está muy buena.
    por cierto esas cucharas de madera son muy monas.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es la primera vez, y es muy parecida la textura a la del arroz. El sabor tiene un toque como si estuviese aromatizado con algún fruto seco. De todas formas tengo que probar más veces.
      Las cucharas me encantan. Se las encargué a una amiga para que las trajera de África, pero las he visto parecidas en sitios de estos que traen cosas de importación y además baratitaas ;)

      Bss

      Elena

      Eliminar
  5. Hala to quisqui a dieta !!!!!!!! Nunca hice quinoa y con mi dieta no la puedo comer pero no me quedaré sin probarla....por cierto si consigo adelgazar pásame tu ropa premamá ....
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene llegar a septiembre. Junto con enero deben de ser los meses que más dietas se empiezan.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  6. Mucha suerte en este nuevo propósito, jejeje, dichosos kg que fácil se cogen y lo que tardan en irse !!!

    La verdad hay que buscar recetas nuevas para no caer en la rutina de la dieta

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El propósito es bueno, veremos a ver cuanto dura. Pero es cierto, hay que buscar alternativas porque solo con verdura cocida y carne a la plancha no se llega muy lejos en esos propósitos. ¿Tú que tal la llevas?

      Bss

      Elena

      Eliminar
  7. Una ensaladita muy original, colorida y sabrosa.

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!