23 noviembre 2014

Mandarinas a la cocina con Rodrigo de la Calle


En este mundo de la gastronomía hay muchas y muy buenas cosas que te llenan, que te hacen sentirte útil incluso a veces importante, que te hacen recordar porqué te gusta tanto estar entre fogones, que te hacen olvidar malos momentos y que te recompensan por todo el trabajo que llevar un blog de estas características conlleva, pero Elena y yo tenemos una cosa clarísima, no hay nada que nos haga sentir mas felices que compartir aunque solo sea unas horas rodeadas de compañeros blogers y sobre todo de alguna "figura" del mundillo, escuchando, mirando y si se puede, cocinando con todos ellos.

Pues bien, Naranjas King unió todo esto y nos invitó a pasar una tarde con ellos y Rodrigo de la Calle cocinando con sus espléndidas mandarinas ¿como lo haríamos? pues como un juego de equipos, cada pareja tenía que elaborar una tapa con mandarinas y con muchas otras cosas de las que disponíamos ... pero no iba a ser tan fácil, tendríamos una condición, cocinar lo que nos tocara en una papeleta a la que todos teníamos miedo de abrir jijiji....


...me río por no llorar porque nos tocó lo mas difícil ¿esferificaciones? ¡¡¡madre míiiaaa!!! aún recuerdo lo que sudaron los de Master Chef cuando les tocó hacerlas de tomate, ellos que estaban en un concurso de la tele y que se suponía que podían hacerlo mucho mejor que nosotras... imaginaos nuestras caras...

Teníamos todo lo necesario....


... y tras las indicaciones de Rodrigo nos pusimos manos a la obra.


Como buen tamdem que somos enseguida decidimos hacer un semidulce de yogurt con crema de queso sobre una tosta coronado con una esperificación que resultaría como un trampantojo de huevo frito.
Elena comenzó los primeros pasos con el queso y el yogurt que enseguida me pasó para que yo terminara al ver que podía echar mano a hacer nuestra "yema"...



... y la consiguió a la primera, por lo que tan sólo adornando con unas hojitas de hierbabuena tendríamos lista nuestra tapa.


Mientras, Rodrigo hacía la suya, por supuesto, el chef no se iba a librar y todos nosotros la íbamos a probar, una tapa a base de zumo de mandarinas, magret de pato y mandarina, una delicia por supuesto.


El despliegue de tapas fue tan variado en ideas, como en concepto, como en presentación...


Creo que todos salimos encantados y con ganas de cocinar mucho mas con este fruto de temporada que tal y como nos contaron aunque no lo creamos tiene variedades todo el año, acercaros a su WEB y elegid vuestra favorita que con toda la comodidad recibiréis en casa recién cortada del árbol.


Gracias a Luis del Rivero, a todo el equipo de Naranjas King y a Rodrigo de la Calle por hacernos sentir como en casa en esa tarde tan estupenda.



5 comentarios:

  1. Tienes toda la razón Nieves, el poder compartir momentos con chef reconocidos y coger aunque sea, una pequeña explicación o truquito suyo, es el impulso que nos hace seguir y nos recompensa del tiempo que robamos a nuestras familias para dedicarlo al blog.

    Muy bien contado lo que fue la tarde con naranjas Kinng.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  2. Os ha quedado una tapa increíble. Yo he intentado hacer esferificaciones y la verdad es que me costó.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Yo lo intenté una vez, bueno rollo "casolano" total, y me quedé con las ganas de probar de nuevo. Que guay, seguro fué una experiencia genial!!!!, y mucho mejor si salisteis mas motivadas que nunca y con ganas de cocinar mas y mas!!!

    Un mega abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Bueno...... como experiencia de cuentos para no dormir....jijiji, jamás hubiese pensado que podrían "echarnos a los leones" de esa manera pero ........ En fin!!! lo mejor de todo el vino de despues, eso seguro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Estáis en todos los saraos!!! Jajajajajaja vaya agenda :)

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!