28 enero 2015

Mandarinas confitadas al Pedro Ximénez con chocolate


Tenía invitados a cenar y el menú lo tenía claro pero me faltaba el toque dulce final, no el postre no, el toque dulce que acompañaría a los licores y las copas posteriores y pensé que debía de ser algo de chocolate, me estrujé el cerebro, bueno, no mas de lo normal jejeje... pero siempre me venían las mismas ideas a la cabeza, de repente y casi sin darme cuenta me había metido a visitar el blog de Raquel "Churretes de cocholate" y siendo esta época de mandarinas me topé con esta receta de mandarinas confitadas al Pedro Ximénez con chocolate, que se ajustaba a la perfección con lo que buscaba.

Decir que fueron todo un éxito, la combinación de la frescura de la fruta, el toque dulce del confitado y el chocolate, gracias Raquel ;-)


Ingredientes:
- 5-6 mandarinas
- 300 gr. de azúcar
- 50 gr. de Pedro Ximénez
- 200 gr. de agua
- 100 gr. de chocolate negro al 70% Valor postres













Preparación:

Hacemos un almíbar en una cazuela amplia con el agua, el azúcar y el Pedro Ximénez, removemos bien hasta que se disuelva todo el azúcar.


Lavamos y cortamos en ruedas, no muy finas, las mandarinas y las ponemos a cocer en el almíbar a fuego medio 1h y media.


Colocamos bien separadas en un papel vegetal y horneamos a 150º durante 30 min. para que se sequen.
Guardaremos el almíbar sobrante para hacer otro postre otro día. 


Dejamos enfriar completamente y despegamos sin problemas las rodajas del papel.


Derretimos el chocolate al baño María y vamos mojando una de las caras de las rodajas, dejamos enfriar de nuevo en el papel vegetal y metemos en la nevera para que se sequen rápido.


Hacemos el mismo proceso por la otra cara.


Listas para consumir ;-)







25 comentarios:

  1. Me ha encantado, tenían que estar muy muy ricas!!! Me encanta la combinación, tengo que hacerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy, muy ricas, además que puedes confitar todas las que quieras, unas las cubres con chocolate y te las comes y el resto las guardas para hacer otros dulces tipo roscón o cualquiera que necesite fruta confitada ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  2. Delicioso el bocado para los licores o para el café de la sobremesa.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es Elena, para esos momentos son perfectas!!
      Espero que en breve compartamos una ocasión así ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  3. Deliciosas. A veces cuando tengo tiempo, ganas y excedentes, confito naranjas y las deshidrato, y las guardo para ir tirando todo el año. Si las baño en chocolate ya son para el momento, pero así solo deshidratadas duran un montón bien cerradas en un bote. Mandarinas, aún no he probado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, siempre viene bien tener.
      Pues las mandarinas también quedan genial Ana!!!
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  4. Que cosa mas rica y original! Un bocadito delicioso, a mi que tanto me gusta tomarme algo con el cafelito jejejejeje. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que un cafetito sin un pequeño dulce no es lo mismo ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  5. vaya como dejarías a tus invitados de sorprendidos gratamente! que delicia! bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues les encantó, sobre todo por lo original y porque eras caseras, es lo que mas impresiona jejeje..
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  6. Qué delicia de postre, una combinación perfecta la naranja y el chocolate.Besotesssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, podríamos englobarlo entre los bocados perfectos ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  7. Deliciosamente ricas y faciles,irresistibles¡¡
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miquel, ya lo has dicho tu todo ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  8. Me encanta estas mandarinas, qué buenas deben de estar!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo adoro las mandarinas y el chocolate así que juntos imagínate ;-)
      Cógete un par de ellas, se comen solas jejeje..
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  9. Ahora mismo haciéndolas estoy. Mmmm y qué bien huelen al cocerse y al hornearse!!! Ya tengo merienda!!
    Pero la mejor idea es la de emplearlas de postre en cena con invitados porque es vistoso, ligerito, con choco que siempre triúnfa, y es fácil de preparar porque mientras está en el cazo o en el horno no da nada de trabajo! Esas son las recetas que me gustan a mí!
    Gracias !!
    Besitos.
    Tengo un plan B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que las hagas Bea, son deliciosas y como tu dices recetita fácil que son las que gustan ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  10. Las mandarinas confitadas si las he hecho, pero esta versión la desconocía... y pienso probarla!!!
    Saluditossssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me cuentas, te van a gustar seguro ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  11. Las mandarinas confitadas si las he hecho, pero esta versión la desconocía... y pienso probarla!!!
    Saluditossssssssss

    ResponderEliminar
  12. que ricas tienen que estar, nunca las he hecho, así que me las anoto umm. Me quedo por el blog que me encanta, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena, puedes cotillear todo lo que quieras, encantadas de tu visita ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  13. Nunca he confitado fruta, pero esta es ideal para cuando tenemos antojo de chocolate pero queremos algo más "sano" jajajaja, cómo nos engañamos jajajja.Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Engañamos? de eso nada, no hay nada mas sano que el cacao puro y la fruta así que una combinación de lo mas saludable y deliciosa!!
      Besos
      Nieves

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!