27 marzo 2015

Pan fougasse


De nuevo Virginia y Clara a través del magnífico reto Bake The World nos hacen meternos en harina y embadurnarnos bien en la historia de cada propuesta mes a mes.

El pan fougasse que traemos hoy me ha llevado de cabeza y no por su dificultad ni por falta de información en la red sino por sus tantas variantes que me han vuelto loca queriendo hacerlas todas, pero me tenía que decidir, aunque esto no quita que no tenga apuntadas en la recámara mas ideas para hacerlas en cualquier ocasión, ya que es un pan delicioso que se puede comer solo dada la cantidad de combinaciones de ingredientes y sabores que le podemos aportar.

Y ahora un poco de historia y curiosidades sobre el pan fougasse, he encontrado este párrafo que me ha parecido tan completo y bien contado que me vais a permitir un "copia/pega":

"Cuenta la Wikipedia que en la antigua Roma, el "panis focacius" era un pan plano cocido en las cenizas del hogar (focus proviene del latín: fuego, estufa, horno). Este panis focacius terminó convirtiéndose en una amplia variedad de panes de la misma familia, incluyendo la focaccia en Italia, la hogaza en España, la fugàssa en Liguria, la pogača en los Balcanes y la fougasse en Provenza y otras regiones de Francia.
La fougasse, en Francia, más antiguamente llamada Fouasse, se usaba tradicionalmente para calcular la temperatura del horno de leña. El tiempo que tardaba en cocerse, daba una idea de la temperatura del horno y así saber si estaba listo para introducir el resto de panes. Era costumbre que los aprendices de panaderos la consumieran como primer bocado de la mañana. En la actualidad, es muy popular en Francia y hay variedades tanto saladas como dulces.
Vamos a centrarnos en la Fougasse francesa, que se asocia típicamente con la Provenza, pero lo que llamamos Fougasse provenzal, está presente con múltiples variantes, en muchas regiones de Francia. Suelen ser saladas y se reparten sobre todo en el territorio que corresponde a Occitania, aunque también aparecen más al norte como la fouaisse o foisse de Borgoña y la fouée o fouace del valle del Loira. Existe también una tradición de fougasses dulces, como la fouace de la región de Rouergue, la fouace de Nantes, la fougasse de Aigues-Mortes y la de Arlés, y la fougassette de Grasse, perfumada con flor de azahar.
Las versiones modernas, pueden incluir tantos ingredientes como alcance la imaginación del panadero y la tradición de la región, normalmente se añaden especias, fruta seca, roquefort y frutos secos o aceitunas y queso de cabra.
Suelen tener una forma rectangular, redonda o alargada, pero pueden tener forma de corona o de estrella, y algunas versiones se esculpen o cortan con un patrón parecido a una espiga de trigo."

Ingredientes:
- 225 gr. de harina
- 1/2 cucharadita de postre de sal
- 10 gr. de levadura fresca
- 140 ml. de agua templada
- 30 gr. de queso roquefort
- 30 gr. de nueces
- Aceite de Oliva
- Romero





Preparación:

Deshacemos la levadura en el agua templada, reservamos.
En un bol amplio o nuestro bol de amasadora ponemos la harina que mezclaremos con la sal.
Hacemos un agujero en el centro y vertemos el agua de la levadura, un chorrito de aceite y las nueces troceadas.
Comenzamos a amasar solo hasta integrar todos los ingredientes.


Añadimos entonces el queso y amasamos de nuevo (tanto a mano como en amasadora) hasta que se despegue completamente del bol.


Boleamos y dejamos levar hasta que doble su volumen (1 h. a temperatura ambiente o 1/2 h. en el horno a 50º)


Colocamos la masa sobre el papel de horno previamente enharinado y con un rodillo aplastamos y procuramos dar forma de triángulo.
Hacemos los cortes necesarios para emular una espiga y los dejamos lo suficientemente abiertos para que no se cierren en el segundo levado. (1/2 h. a temperatura ambiente o 1/4 h. en horno a 50º) 
*La espiga debe levar ya colocada en la bandeja de horno para evitar problemas de espacio ;-)
Con esta cantidad de masa podríamos haber hecho dos panes mas pequeños y hornearlos en dos tandas.


Pintamos la superficie con cuidado con aceite y espolvoreamos orégano generosamente.
Repasamos con cuidado los agujeros abriéndolos un poco mas si fuera necesario...
Horneamos con el horno precalentado a 200º 30 minutos.


Dejamos enfriar en una rejilla y a disfrutar.
Es un pan realmente delicioso, muy crujiente por fuera y esponjoso y suave por dentro, además de ser muy vistoso y gustar mucho por la versatilidad de cambiar su sabor adaptándolo a nuestro menú.






Fuente:


36 comentarios:

  1. Ummm, ¡pero qué buena idea con queso! dejo vuestra receta en mi lista de recetas pendientes, quiero probarla ;)
    Saludos
    Vicky

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo Vicky, no te lo pierdas, puedes añadirle los ingredientes que mas te gusten pero no te pierdas el toque de roquefort, es delicioso!!
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  2. ¡Riquísimo! ¿Verdad, chicas? En casa nos ha encantado. Apunto vuestra receta. Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una delicia, será uno de los panes a repetir a menudo ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  3. Nos hemos enganchado a esta receta. Rico rico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente Mar, añadido en la lista de habituales ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  4. Mmmmm te ha quedado fantástico. Que esponjoso y que rico,no? Y con queso.... eso tengo que probarlo yo.

    Besos "Pal vientre, todo lo que entre"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El resultado es realmente sorprendente ¿a que si? crujiente por fuera y esponjoso por dentro, una delicia de verdad.
      No te pierdas el toque de roquefort ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  5. Muy ricos los aderezos de vuestro pan!! Me los apunto para la próxima que caerá pronto... Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan versátil que podemos hacerlo decenas de veces sin repetir ni uno ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón, lo difícil es decidirse por un "sabor" y con eso tenemos el pretexto para hacer muchas más :) Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje... abres la nevera o la despensa y el cajón de las especias y ala a echarle imaginación ¿cientos de ideas verdad?
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  7. Tiene un aspecto inmejorable y además es muy bueno para los presos. Lo digo por que es "Pan fougasse de prisión".
    Y sé que no es bueno, pero es una ocurrencia.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje... siempre tienes un chiste a mano ;-)
      Gracias Jorge!!
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Que rico con quesico y orégano, desde luego que es para empezar y no parar, os quedó perfecto!
    Abrazos panarras.
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con orégano seguro que también está delicioso, pero en este caso le he puesto romero Jose Ángel ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  10. Con esos ingredientes has conseguido una FOUGASSE riquisima y perfecta!!!! buen finde. Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joaquina, felices días de Semana Santa.
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  11. Me encanta la mezcla de sabores en el pan, el queso con las nueces, me imagino dándole un mordisco, bueno, uno no, varios, jejjeej. Tiene que ser un bocado delicioso! :)
    Un beso!
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, un mordisco es poco, este pan tal y como lo ves cayó de una sentada!!
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  12. Que ricas las fougasse, y cuantas variantes! Me apunto la vuestra para cuando las repita.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves!! Imaginación al poder, cuando te piensas que lo has visto todo aparece otro ingrediente u otra combinación de sabores sorprendente ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  13. Esa pedazo de fougasse con roquefort y romero! Vosotras sí que sabéis!
    Me encanta la idea, este pan además se hace casi solo, es tan sencillo que me cuesta pensar en no repetirlo una y mil veces!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, ya ves, el roquefort me chifla y enseguida supe que lo usaría con este pan ;-)
      Te aseguro que lo haré mas veces ¿tu también verdad?
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  14. Me han encantado los ingredientes que habeis utilizado, seguro que estaba super buena!!!! Anda como disfrutamos eh!!!, un saludito y hasta el proximo reto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mercedes, claro que disfrutamos, hacer pan es super divertido sobre todo con todos vosotros y desde este reto donde aprendemos tanto.
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  15. Te ha quedado fantastica y yo también pienso repetirla de hecho tengo una levando hoy domingo de ramos jeeeee. Sin nada porque en mi casa son muy puristas con el pan.
    nos vemos
    Bssss desde Almeria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja.... que bieeeennn!! No hace falta ponerle nada, está bueno tal cuál, luego siempre puedes mojar con algo o acompañar de un foie, queso o incluso mermelada para desayunar por la mañana o merendar ;-) ¿te lo imaginas con Nocilla? uuummm
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  16. Me ha encantado tu versión! tengo que probarla!!
    www.antojoentucocina.com

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué buena idea lo del roquefort! Sin duda hay miles de variaciones y esta me parece muy interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, imagínate el aroma y sobre todo el sabor uuummmm una delicia!!
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  18. Me has creado una nueva necesidad porque esta variedad la tengo que probar si o si. No me llegan las horas del día y encima me ponéis los dientes largos con maravillas como estas, jejjeje
    Un beso preciosas

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!