26 julio 2015

Peñíscola, un pueblo que enamora


La Playa Norte de Peñíscola recibe a los turistas en todo su esplendor, mas de cinco kilometros de playa declarada de las mejores playas de España nos muestra presidiendo al fondo el símbolo por excelencia de esta ciudad, el castillo de Papa Luna.



Se levanta esbelta con sus casas blancas y todo te hace pensar que si es bonito desde lejos, mucho mas lo será de cerca... vamos allá!!

Vamos subiendo bordeando la muralla, fue construida en distintas épocas, se divide en tres zonas y estructuras arquitectónicas y militares diferentes. En toda su extensión podemos encontrar hasta tres puertas. Esta se llama el Portal Fosc de estilo renacentista que fue la entrada principal hasta el . XVIII.


Llegando ya casi arriba podemos ir viendo la arquitectura blanca y con balconadas detallistas repletas de macetas y flores.


Detalles en cada rincón...





Bares y tabernas en cada calle con sus mesas a la vera de la sombra...




Mercadillos y tiendas que exhiben sus productos a los turistas por doquier....



... poco a poco llegamos a la cima y nos recibe el castillo, declarado monumento Histórico-Artístico construido por Los Templarios sobre restos de una antigua alcazaba árabe, sufrió pequeñas reformas bajo el mandato de Benedicto XIII transformándolo en palacio papal. 




Una fortaleza inexpugnable rodeada de acantilados cuya vista del mar en calma te atrapa y te transmite una tranquilidad sin igual.


El faro de Peñíscola que luce incansable por las noches nos invita de nuevo a volver a bajar por la cara sur hasta el puerto.




Saliendo por la puerta Sant Pere mandada construir por el Papa Luna en el S.XV, que proporcionó a la ciudad un nuevo acceso por mar.


Para volver a la Playa Norte a disfrutar de un buen baño.


Si aún no tenéis planes este verano no dejéis de visitar Peñíscola.


2 comentarios:

  1. Mira que estoy con ganas de volver a Peñíscola y no estoy tan lejos como vosotras. Me alegra que la hayas disfrutado. Feliz semana. Besos

    ResponderEliminar
  2. Es un pueblo que me enamora a mi también, y que me recuerda mucho a mi querido Mojácar. Las calles estrechas y en cuesta, las terrazas con las mesas inclinadas, las vistas del Mediterráneo....

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!