12 febrero 2017

Restaurante El Tormo - Gastronomía de Castilla la Mancha en Madrid


En la Travesía de las Vistillas, en pleno centro de Madrid, como sacado de una novela de Cervantes nos encontramos el restaurante El Tormo, toda una referencia de la gastronomía castellano manchega donde poder degustar los platos mas tradicionales de esta cocina que tanto hemos leído en libros y relatos de la época de El Quijote.

Música de Perales y Sara Montiel nos reciben en un salón típico castellano manchego decorado en maderas y azulejos, super acogedor y que te hace sentir como en casa al igual que la amplia sonrisa y amabilidad de Mila y Enrique, dueños y regentes de este establecimiento en que todo es casero, desde el café de puchero hasta el vino, anfitriones de lujo pendientes constantemente de ti y contándote chascarrillos tanto de la comida como de sus vidas.


El Tormo no es un restaurante al uso, no tiene una carta en que poder elegir los platos que mas te apetezcan, te tienes que dejar llevar, Mila te va sacando platos uno detrás de otro hasta que la tienes que decir que no puedes mas, hasta reventar. 

Mila presenta su cocina en formato de menú degustación, como los grandes chefs, y es que ella, aunque modesta, lo es, cocina como los ángeles, así que lo que tenga previsto ese día eso es lo que te toca, y por esto El Tormo tiene un encanto especial, nunca sabes lo que vas a comer, pero que estará rico seguro.

Comienza el desfile de platos:

Chorizo de Mota del Cuervo a la parrilla y el clásico pero delicioso pisto con huevo (un buen huevo con su puntillita y todo)


A continuación: 
Gazpacho de pastor, nada que ver con el gazpacho clásico que conocemos que bebemos en verano, el gazpacho de pastor es una masa preparada con pan, carnes de caza y especias, entre ellas la alcaravea que le aporta un toque sin igual y acompañado con uvas que lo refrescan es una delicia.


Seguimos con el típico atascaburras, receta que podéis ver en La cajita.


No podía faltar el morteruelo, plato manchego por excelencia, se trata de una masa hecha con liebre o conejo de campo, gallina, perdiz, jamón serrano, hígado de cerdo, panceta, pan de pueblo, aceite de oliva, agua y especias como el pimentón, la canela, clavo molido y no podía faltar de nuevo la alcaravea, además de una pizca se sal.
Es una delicia!


Y si todo esto nos ha parecido poco Mila nos ofrece el plato fuerte, codornices al chocolate o en escabeche o bacalao con tomate y si dudas ¿pues que hace? te pone los tres para que los pruebes, ala! a seguir zampando!

Nos cuenta Mila que el chocolate es un ingredientes muy extendido en los guisos Manchegos, se usa mucho en la cocina salada por su aporte en energía.


También super típicos los escabeches, de todo tipo, sobre todo de codorniz o perdiz que se preparaban en casa cuando había temporada de caza para conservar la carne el mayor tiempo posible.


Y el bacalao con tomate, el bacalao siempre ha estado presente en todas las cocinas por su amplia versatilidad en su preparación y también los largos tiempos de conservación al ser un producto en salazón.


Que rico todo no?

Pues vamos con el postre.
Una degustación de mostillo (reducción de mosto de uva) y alajú (torta hecha con almendras, nueves o piñones, pan, especias y miel) todo ello acompañado de queso manchego, una combinación deliciosa.


El arroz de boda no podía faltar, cocido con miel, azafrán, cáscara de naranja y canela, su propio nombre lo indica, postre de las bodas en la antigüedad.


Todo esto regado con excelentes licores caseros y un buen café de puchero con miel.


¿A que os han entrado unas ganas locas de ir?

El Tormo
Travesía Vistillas, 13, 28005 Madrid
Tlf: 913 65 53 35

Imagen relacionada
El Tormo símbolo de la Ciudad Encantada de Cuenca

1 comentario:

  1. Como nieta de conquenses, me ha encantado ver relacionados muchos de los platos típicos de mis antepasados. No, no los conozco todos de primera mano (aunque mi abuela los hacía), sí que tendré que acurir al Tormo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!