08 mayo 2017

Pollo al curry amarillo de Jamie Oliver


Creo que el pollo y los solomillos de cerdo, son las carnes a las que más partido saco en la cocina. Este pollo al curry amarillo me cautivó desde el primer momento. La receta es de Jamie Oliver, ese cocinero inglés que crea tantas pasiones como animadversiones y al que yo he descubierto tarde pero me tiene enganchada. Porque cocinar no siempre es hacer siempre platos sofisticados de nombres impronunciables, ni dedicarle horas y horas a la cocina para preparar un plato que dura 5 minutos en la mesa. Para mi cocinar también es transformar los alimentos de distinta manera, deleitarme con los aromas que salen del puchero y luego disfrutar comiendo lo preparado. Y este plato es uno de esos últimos, un plato con una mezcla de sabores y olores que te trasladan a otras culturas, pero sitiendo la cercanía de los platos habituales de nuestra cocina. Si gustáis os cuento la receta.


Ingredientes:
  • 3 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 1 tarro grande de garbanzos cocidos
  • 1 pimiento rojo
  • 2 pimientos verdes
  • 1 ají amarillo seco ya hidratado (no suelo encontrarlo fresco)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadas de cúrcuma
  • 1 cucharada de curry
  • 1 cucharada de Ras el Hanout
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado 
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • Caldo de pollo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
Elaboración:

Lavamos bien los garbanzos, los escurrimos y los reservamos. Cortamos las pechugas de pollo en trozos, las salpimentamos y las pasamos por una sartén en la que habremos puesto un buen chorro de aceite de oliva. No queremos freir el pollo, solamente queremos sellarlo, así que vuelta y vuelta para que pierda el color de crudo.sartén. Sacamos y reservamos.

El ají no suelo encontrarlo fresco, por lo que lo compro seco y lo hidrato antes de cocinarlo. Retiramos la piel y las semillas del ají y lo cortamos en trocitos pequeños. Picamos los pimientos y la cebolla en cuadraditos pequeños también.
Sofreimos las verduras en una sartén o cazuela amplia en la que habremos puesto aceite de oliva. Nos sirve la misma que hemos utilizado para sellar el pollo. Añadimos el Ras al hanout, la cúrcuma y removemos bien. El Ras al Hanout es una mezcla de especias que se utiliza mucho en Marruecos y que puede variar dependiendo de la zona. De hecho significa "la cabeza de la tienda" y precisamente es eso, las mejores especias de la tienda. Para que os hagais una idea, la mezcla puede llevar pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón, jengibre... Si no tenéis Ras el Hanout lo podéis preparar vosotros mismos. Incorporamos también el ajo picado y el concentrado de tomate.


Después de un par de minutos en los que las especias se han adentrado bien en el guiso, añadimos caldo de pollo hasta que cubra todo. Incorporamos también los garbanzos y el pollo reservado y añadimos la miel y el jengibre rallado. Dejamos cocer a fuego lento durante 20 minutos aproximadamente. Tenemos que comprobar que el pollo esté hecho. Si vemos que se consume el caldo añadimos un poco más.

 Como todos los platos que llevan legumbres, esta mejor de un día para otro.


Bon appétit

Fuente: Ajo Blanco

2 comentarios:

  1. Que rico el pollo al curry y que plato más completo, además, se sale de lo habitual por que siempre lo acompañamos con arrocito.
    Me apunto la idea !

    ResponderEliminar
  2. Pintaza! Me encantan los currys, son una perdición. Apunto lo del ají, porque tengo una bolsa de ajís congelados que uso para la causa limeña o para el ají de gallina, y está bien saber que encajan en los currys, que hago muy a menudo.

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!