"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Manitas en salsa con morcilla y hierbabuena


Con el calendario bien entrado en el otoño ya tenemos ganas de platos como este, calientes, contundentes, con salsita de la pegajosa, de la que mojas pan hasta acabar con todo, de la que después necesitas un buen digestivo, pero ¿y si le ponemos el digestivo al plato? pues mucho mejor.

En esta ocasión unas buenas hojas de hierbabuena fresca aportan frescor, valga la redundancia, a la par que facilitan la digestión y no cambian para nada el sabor.

No os creáis que la hierbabuena es un invento mío, ni nada nuevo, ni nada original, en los primeras recetas del "cocido madrileño" ya se usaba esta hierba y desde que lo descubrí siempre pongo unas hojitas, probarlo con vuestras legumbres y platos fuertes como este, ya veréis que maravilla.


Ingredientes para 3/4 personas:

- 3 manitas de cerdo cortadas en cuartos
- 2 morcillas de cebolla
- 1 tomate grande
- 1 cebolla mediana
- 3 dientes de ajo
- 1 hoja de laurel
- Ramilletes de hierbabuena (generosamente)
- 1 cucharada de pimentón de la Vera
- 1 cucharada de comino molido
- 1 cucharada de harina

Preparación:

Ponemos a cocer las manitas en la olla exprés con la hoja de laurel y sal durante 1 h. a fuego medio desde que comience a hervir.

Mientras preparamos una picada de hierbabuena con un chorrito de aceite, picamos la cebolla y el tomate pelado y los ajos y cortamos en rodajas la morcilla.


En una cazuela amplia hacemos un sofrito con la cebolla y el ajo picados, cuando estén dorados añadimos el tomate, rehogamos un par de minutos, apartamos la cazuela y espolvoreamos el pimentón que mezclamos con el resto de ingredientes. 
Volvemos a poner la cazuela al fuego, añadimos la harina y mezclamos todo hasta homogeneizar.
Reservamos.

Una vez listas las manitas las vertemos (junto con el caldo) en la cazuela, rehogamos para unificar sabores, añadimos el comino y la hierbabuena, añadimos un poco de agua, si fuera necesario, incorporamos la morcilla y cocemos a fuego suave tapado hasta que esté hecha la morcilla.
Corregimos de sal si fuera necesario.


Tomamos bien caliente.



Fuente: "Julia y sus recetas"

Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. La salsa gelatinosa de callos y manitas es una maravilla con un buen pan. Eso sí, con un buen vino para que se te despegue de las paredes del estómago, je je.

    ¡Me encantan las manitas!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta, me guardo la receta para probarla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...