"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Huevos rotos con rabo de toro parmentier y almendras


Desde que Lucio los popularizara, los huevos rotos forman parte con mayor o menor acierto en las cartas de muchísimos restaurantes, bares y lugares de tapeo. Al principio encontrábamos los clásicos sólo con patatas, . Poco más tarde empezamos a verlos con lascas de jamón y de ahí la imaginación al poder.

Lo importante para unos buenos rotos es que la matería prima tenga calidad. y a partir de ahí podemos jugar con las combinaciones que más nos gusten. Estos son una interpretación a mi manera  de unos que preparan en un restaurante cercano a mi casa. Una base de patatas, una crema también de patatas rabo de toro guisado unos buenos huevos y unas láminas de almendras. ¿A que suena bien?  

Suelo cocinar de más. Me da mucha rabia quedarme corta, pero hay veces que me paso tres pueblos y me sobra comida para un regimiento. Es lo que me pasó la última vez que preparé rabo de toro a la cordobesa.

 

Comimos diez personas y me sobró para que volviesen a comer otras tantas. Preparé tuper para llevar y congelé el resto. Después de llevarse durante algunas semanas mi marido rabo de toro al "curro", decidí utilizar la última ración que tenía en el congelador para preparar este plato y de paso incorporarlo al "Reciclando Sabores" de nuestra amiga Rosalía.

Ingredientes:
  • Una ración de rabo de toro
  • 2 patatas 
  • Parmentier de patata
  • 3 huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Un puñadito de almendras laminadas

Elaboración:

Pelamos, lavamos y troceamos las patatas que podemos freír en sartén o hacer en el microondas. Las cortamos como para tortilla. Si os animáis a hacerlas en el microondas, tenéis que poner un chorro de aceite y remover para que se impregnen bien, pero necesitaremos mucho menos aceite que si las freimos. El tiempo del microondas depende de la potencia. Yo las he tenido 8 minutos removiendo a la mitad.

Cuando las patatas están listas las ponemos sobre una fuente.


Deshuesamos el rabo de toro y troceamos. Calentamos la carne junto con la salsa y ponemos una capa encima de las patatas con parte de la salsa. Reservamos algunas cucharadas de salsa para decorar.


Mientras se hacen las patatas y se calienta la carne, hacemos unos huevos a la plancha y reservamos.

Preparamos un Parmentier de patata y cubrimos con la mitad el rabo de toro. Colocamos los huevos reservados encima y añadimos el resto del parmentier y el resto de la salsa reservada.

Por último repartimos las almendras laminadas. y decoramos con unos tallos de berros, canónigos o rúcula o finas hierbas.


Servimos inmediatamente.



Y rompemos el huevo en el plato para que se mezcle todo.


Bon appétit

Fuente: Inspirada en un plato del restaurante Sentido's


Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Me parto viendo esa torre de rabo jajaja...mira que eres "exagerá"
    Has creado un plato estupendo que ni el mismísimo Lucio!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Elena a mi me encanta pasarme y me paso como a ti, prefiero que sobre a que los invitados se queden con ganas de repetir.

    Desde luego no se si has enriquecido las patatas o los huevos con la carne del rabo que está tan melosa.
    Una receta que hay que tener presente, anda que no dan juego unos huevos rotos.

    Gracias guapa
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Anda! Pues yo tengo el mismo estuche, voy a probar con las patatas a ver como quedan!

    ResponderEliminar
  4. jajajja aún tienes rabo de toro???!!!! espero que no haya escondido aún un tuper en el fondo del congelador. Estos huevos rotos muuucho mejor que los famosos, así hago yo las patatas para tortilla pero si ese cacharrejo que ganas tengo de tenerlo, perfecto aprovechamiento, bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...