"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Pan con espelta, mostaza, pimentón y pipas de calabaza


El pan forma parte de la historia de la humanidad. 2.000 años a.c., los egipcios ya utilizaban harina fermentada cocida, los judíos tenían su pan ácimo y podemos encontrar pan en todas las culturas. Para elaborarlo sólo necesitamos harina, líquido y levadura para dar volumen y esponjosidad, a partir de ahí entra la imaginación.Yo soy panera. Tengo metida en la pituitaria los olores del pan comprado en la tahona cuando era pequeña y he visto como poco a poco la venta de pan envasado en los supermercados me había hecho olvidar el olor a pan recien hecho y con sabor. Por eso tomé la decisión de hacer mi propio pan. 

Antes he dicho que soy panera pero no panarra, me explico. Hago pan porque me gusta comer pan rico, pero no soy de las que disfruto hundiendo las manos en la masa y pringándome de harina, no. A mi me gusta pensar en los ingredientes, me  gusta ponerle semillas, hierbas, especias... y aunque el liquido que más se utiliza es el agua o leche, me gusta ponerle algunas veces vino o cerveza. Es ahí donde disfruto. Y aunque he amasado a mano, desde hace un tiempo lo hago casi siempre en panificadora y disfruto sin pereza de mi pan sin artificios. La nueva de Panasonic tiene 37 programas diferentes para hornear y hacer masas.

En nuestro índice de recetas por imágenes de panes y masas podéis ver los todos los panes que hemos publicado. Las harinas más utilizadas son: trigo, avena, centeno, cebada, maíz, y soja, pero también se utilizan harinas de legumbres o de frutos secos. En la wikipedia podéis ver algunas más.

El pan que os traemos hoy está hecho con harina de espelta, pero no integramente y le hemos añadido mostaza y pimentón, resultando ideal para preparar una deliciosa tosta o acompañar comidas y cenas, aunque a mi me gusta para desayunar con un buen chorro de aceite de oliva y sal en escamas.

Ingredientes:
  • 250 gr. de harna de trigo de fuerza
  • 250 gr. de harina de espelta
  • 350 ml de agua templada
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera de mostaza en polvo
  • 2 cucharaditas de postre de pimentón dulce
  • Un sobre de levadura de panadería o 25 gr. de levadura fresca
  • 50 gr. de pipas de calabaza peladas
  • 3 cucharadas soperas de sésamo tostado
  • 1 1/2 cucharadita de postre de sal

Elaboración:

Ponemos en la cubeta el agua con la sal y el aceite.

Mezclamos en un bol los dos tipos de harina e incorporamos la levadura seca de panadería, mezclamos bien y lo incorporamos a la cubeta.


Incorporamos también la mostaza en polvo, el sésamo tostado y el pimentón. Añadiendo todo a la cubeta.

Ponemos el programa de amasado y horneado para panes integrales. Cuando ha terminado el ciclo de primer amasado y levado añadimos las pipas de calabaza.

Y sólo queda esperar. Mientras amasa, leva y hornea disfrutamos de nuestro tiempo mientras recordamos los olores de nuestra infancia.




 ¿Desayunamos?


Bon appétit



Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Qué maravilla de pan que has preparado, tiene un aspecto impresionante. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está buenísimo. Le pones algo encima y ya tienes una tosta para cenar, je je

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Se de buena tinta que haces tu propio pan siempre, me das envidia en ese sentido, poder comer un pan diferente de lo que mas te apetezca de cada vez y variar, eso me chifla, a mi también me gustaría hacerlo en casa, y la amasadora debe de ser fantástica pero creo que ya no me cabe nada en la cocina.
    Aunque nunca digo de este agua no beberé!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...