"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Pan de molde clásico

Me he puesto seria con la alimentación, cada día soy mas exigente con los productos que entran en casa, lo que entra en nuestra boca es lo más importante, sólo tenemos un cuerpo y debe durarnos sano mucho tiempo, la frase "somos lo que comemos" refleja a la perfección lo que quiero decir.

No se si es por la edad, cuando era mas joven no me preocupaba tanto, o por toda la información que tenemos ahora en cuestiones de nutrición y de cuidar nuestro organismo, todos los beneficios o enfermedades que tienen que ver con la buena o mala alimentación, yo al menos estoy dispuesta a hacer lo máximo que pueda para comer sano y eso comienza por el pan.

El pan de molde en casa es "el pan nuestro de cada día", todas las mañanas cada miembro de mi familia lo consume y aparte de no encontrar en el super ninguno realmente rico, todos llevan conservantes y azúcares añadidos además de mas cosas que no entendemos en las etiquetas.

Hoy os enseño la receta del pan de molde clásico que hago yo y que sale perfecto.
Espero que os guste.

Ingredientes para un molde de 20 cm.:

Para el prefermento:
- 150 gr. de harina de fuerza
- 90 ml. de agua tibia
- 1 gr. de levadura seca de panadero 







Para la masa final:
- 260 gr. de harina de fuerza
- 130 ml. de agua tibia
- 3 gr. de levadura seca de panadero
- 7 gr. de sal marina






Preparación:

Preparación del prefermento:
(24 h. antes de elaborar el pan)

Mezclamos y homogeneizamos todos los ingredientes del prefermento en un bol, no es necesario amasar, sólo mezclarlos bien.
Boleamos, tapamos con papel film y dejamos reposar en la nevera.


Preparación de la masa final:

Pasadas las 24 h. el prefermento habrá aumentado su volumen y se verán burbujas.
Tapamos con un paño y dejamos atemperar a temperatura ambiente mínimo 1h.


Una vez atemperado el prefermento lo amasamos un poco sobre la mesa de trabajo y desgasificamos aplastandolo con los puños.
(Haremos esto porque no queremos que el pan tenga "agujeros")


Colocamos todos los ingredientes de la masa final en un bol o en el recipiente de la amasadora, cuidando de poner la sal en un lado y la levadura en el contrario (la sal directamente sobre la levadura puede reducir su efecto) y añadimos el prefermento a trocitos.

Amasamos hasta conseguir una textura fina, lisa y muy elástica y manejable, mínimo un amasado de 20 minutos.


Boleamos y dejamos descansar 10 minutos tapada con un trapo.


Engrasamos y enharinamos levemente el molde.
Dividimos en dos la masa y boleamos cada una.


Colocamos las bolas dentro del molde, tapamos con un trapo y dejamos levar 1h. a temperatura ambiente.
La masa estará lista si al presionar con el dedo vuelve rápidamente a su posición, sino lo hace dejaremos levar mas tiempo.


Precalentamos el horno a 220º.
Horneamos 25 minutos.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Cortamos en rebanadas.


Siempre sale perfecto!!








Fuente: Espía en la cocina

Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Siempre me ha gustado comer alimentos de calidad y pocos procesados, aunque alguno como, pero todo lo que podamos hacer casero es mil veces mejor. Sabes que yo hace mucho tiempo que el pan que desayuno por las mañanas se elabora en casa. Dicho esto, tengo que decirte que me encanta como ha quedado tu pan. Muy esponjoso y estupendo para añadirle lo que más nos guste. Yo un chorrito de aceite y listo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me daba pereza hacer mi propio pan, pero es como todo, coger una rutina y luego ves que tampoco es tanto y merece muchisimo la pena.
      Y el sabor no tiene comparación desde luego!
      Me alegro que te guste!
      Besos
      Nieves

      Eliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...