"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Mermelada de calabaza sin azúcar

Tengo a la familia encantada,  aproveché una comida familiar para regalar botes de esta fantástica mermelada de calabaza sin azucar a todos. 

Preparé casi 1 kg. y casualmente la pude repartir,  no hubiera sido capaz de consumir tanta en poco tiempo,  ya que al no llevar azúcar se estropea antes. 

Siempre tengo calabaza en casa,  hoy en día, la tipo "cacahuete" la podemos encontrar todo el año,  pero es ahora cuando acabamos de estrenar el otoño cuando entramos en plena temporada. 

Para los que no podéis tomar azúcar u os cuidáis un poco y no queréis dejar el capricho de la mermelada, esta es ideal,  probadla y me contáis. 

Ingredientes para 825 gr. de mermelada:

- 1 calabaza de 2 kg.
- 1 kg. de manzanas
- 1 rama de canela
- 5 granos de pimienta verde
- 5 granos de enebro
- 2 clavos de olor
- 1 chorrito de ron (opcional)


Preparación:

Pelamos y troceamos las manzanas.

Las ponemos en una olla junto con las especias y el ron.

Cocemos a fuego lento 2 horas, hasta que la manzana se haya deshecho completamente removiendo cada poco.


Mientras se cocina la manzana, asamos la calabaza.

Lavamos y cortamos en cuartos longitudinalmente.
Colocamos en una bandeja de horno y espolvoreamos canela y cardamomo en polvo por encima de la carne (opcional).
Tapamos con papel de aluminio.

Asamos a 150º  de 90 a 120 minutos, dependerá de nuestro horno y del tipo de calabaza (pinchamos la carne para saber que está hecha)

Dejamos enfriar y pelamos.

Batimos con ayuda de una batidora de mano o robot de cocina batidor.


Colocamos un paño especial de colar mermeladas o en su defecto una gasa sobre un bol amplio, ponemos un poco de manzana y estrujamos hasta escurrir todo el sirope posible.
Reservamos la fruta escurrida que queda en el paño.

A mi me salió un total de 260 gr. de sirope.
Reservamos.


Hacemos lo mismo con la calabaza.
A mi me salió un total de 565 gr. de sirope.
Reservamos la calabaza escurrida que queda en el paño.


Mezclamos muy bien ambos siropes con ayuda de una varilla de mano.


Ahora tenemos dos opciones de envasado:

- Si no nos gustan los tropezones dejaremos la mermelada tal cual, fina, como un sirope.

- Si nos gusta encontrar trocitos, tipo confitura, pondremos un poquito de la fruta y de la calabaza sobrante.

Yo hice un tarro de cada.

Podemos congelar sin problema o como hice yo,  regalarla.


Mermelada sin trozos, solo sirope, textura fina y suave, una delicia!



Mermelada con textura de confitura.



Para desayunar o para endulzar un café, ambas están de miedo!




Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Con ese toque de ron y la manzana, tu mermelada de calabaza me parece de lo mas deliciosa y ademas sin azucar, perfecta para las tostadas de la mañana!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...