"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Pan de avena

Nos despedíamos el mes pasado para disfrutar de unas merecidas vacaciones con un pan y damos la bienvenida al nuevo "curso" con otro. 

En verano no encendemos mucho el horno, pero de vez en cuando un buen pan casero lo merece. 

Seguimos experimentando con harinas diferentes,  ésta vez con harina de avena,  al igual que otras harinas que no son de trigo hay que poner un porcentaje pequeño y ayudar con la harina de fuerza para que la masa ligue gracias al gluten y el pan no se rompa. 

Culminando la decoración con copos de avena que a la vez aportan un sabor y textura riquísimos. 

Ingredientes:

- 400 gr. de harina de fuerza
- 80 gr. de harina de avena
- 290 gr. de agua
- 7 gr. de sal
- 1 gr. de levadura seca de panadero (3 gr. de levadura fresca)
- Copos de avena para adornar





Preparación:

Tamizamos ambas harinas en un bol amplio y hacemos un agujero en el centro.


Vertemos el agua y la levadura.
Mezclamos hasta integrar y dejamos reposar 30 minutos tapado. (Autolisis)
*Para harinas con bajo contenido en gluten como es la avena este paso es muy importante 


Añadimos la sal y amasamos hasta conseguir una masa fina y lisa.


Boleamos y dejamos levar tapado con papel film y con un paño en un sitio cálido, hasta doblar su volumen (1h.), dentro del horno apagado por ejemplo.


Preparamos un molde donde hará el segundo levado.
Enharinamos un paño limpio, desechamos el exceso de harina y colocamos dentro de un bol redondo tipo ensaladera.
Reservamos.


Una vez la masa haya doblado su volumen, boleamos de nuevo sin desgasificar demasiado.
Arrastrando la masa con ayuda de una rasqueta o con el borde de la palma de la mano por la mesa aplicando tensión a la masa.


Mojamos la superficie con agua con una brocha o con las manos y repartimos generosamente los copos de avena por encima.


Metemos la masa dentro del bol con la base hacia arriba, tapamos y dejamos levar 1 hora dentro del horno de nuevo.


Comprobaremos que ha completado su levado presionando suavemente con el dedo y comprobando que "casi" vuelve a su posición.

Volcamos sobre la bandeja de horno cubierta con papel vegetal levemente enharinada.


Greñamos con un corte rápido en el centro de 1 cm. de profundidad.


Precalentamos el horno a tope,  bajamos a 220ºC y metemos el pan con un cuenco con agua hirviendo, horneamos 20 minutos, abrimos la puerta,  sacamos el cuenco, bajamos a 210ºC y  horneamos 10 minutos más, volvemos a bajar a 190ºC y cocinamos otro 20 minutos.

Cuando termine el tiempo apagamos el horno y abrimos la puerta, dejamos el pan dentro 15 minutos mas.

Colocamos sobre una rejilla y dejamos enfriar completamente.


Listo!!









Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Vaya pinta rica q tiene pero no me animo a hacer pan

    ResponderEliminar
  2. Buena despedida y buena vuelta. Precioso y bien sano. Me llevo mi rebanada.
    Besos y feliz vuelta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...