30 octubre 2015

Sopa de ajo "negro"


Sopa de ajo o sopa castellana, no se si hay alguna diferencia, creo que no, y si la hay me lo decís por favor.
La cajita ya tiene en su haber la sopa castellana de "Cándido" de la mano de Elena, los ingredientes son "casi" los mismos en este caso, nosotros en casa la llamamos sopa de ajo o sopa de pan, y quiero enseñaros como la hago yo pero esta vez con un matiz diferente, he querido probar a hacerla con ajo negro y el resultado ha sido "casi" mas rico que la tradicional, no podéis perdérosla.


Ingredientes para 4 personas:

- 10 dientes de ajo negro
- 6 rebanadas finas de pan duro
- 60 gr. de jamón serrano a taquitos
- 4 huevos (1 por persona)
- Aceite de oliva y sal
- 1,5 l. de caldo de carne
- 18/20 granos de pimienta negra











Preparación:

Ponemos aceite en una cazuela y rehogamos un par de minutos el ajo negro cortado en láminas con el jamón.
Añadimos el pan que tostaremos a fuego suave evitando que se nos queme.


Añadimos el caldo de carne junto con los granos de pimienta.
Cocemos 15 minutos.
Rectificamos de sal si fuera necesario (en mi caso no hizo falta).


Pasado ese tiempo añadimos uno a uno los huevos hasta que cuajen. (no añadimos el siguiente hasta que no cuaje el primero) y removiendo a la vez para "hilar" la clara.
Esperaremos de uno a otro que la sopa vuelva a hervir, ya que cuando añadimos el huevo baja su temperatura.


Servir muy caliente.



Como véis la yema queda completamente cocida y una vez servida en el plato (entera) la iremos deshaciendo para mezclarla con la sopa.
Un plato de lujo con ingredientes de toda la vida y muy sencilla de hacer.




9 comentarios:

  1. ayyy lo que me gusta a mi esta sopa, nunca la he hecho con ajo negro, así que tendré que probarla, tiene muy buena pinta, besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sale excepcional, le va el ajo negro igual que el clásico ya verás ¡¡pruébala!!
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  2. Seguro que el ajo negro aporta un sabor estupendo a esta sopa. En mi casa, la diferencia de las sopas de ajo con la castellana es el jamón, es lo que he oido yo toda mi vida en casa. Con jamón era castellana y sin jamón era solo sopa de ajo, pero ya te digo que eso es mi familia, porque hay tantas variantes de sopas de ajo como pueblos ;)

    Bss

    Elena

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... es verdad, el recetario española es muy variable según las zonas!
      Pues tienes que probar la sopa castellana con ajo negro ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  3. Esta sopita viene fenomenal para un día tan húmedo como hoy, super rica bien calentita.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A partir de ahora esta sopa es ideal para cualquier día ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  4. Eso estoy haciendo yo con mi ajo negro... en qué momento lo tuve que comprar! Me voy a hacer de cena unas acelgas rehogadas con ajo negro, a ver si lo gasto, porque nunca sé que hacer con él además de cambiar el ajo normal por este!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a que pega con todo?
      Pues aquí tienes donde encontrar mas ideas:
      http://www.amazon.es/dp/B00IF9BY3U?tag=lacajitadenie-21&camp=3634&creative=24822&linkCode=as4&creativeASIN=B00IF9BY3U&adid=0VD6AJEM9QYP1FR7HJE6&&ref-refURL=http%3A%2F%2Frcm-eu.amazon-adsystem.com%2Fe%2Fcm%3Flt1%3D_blank%26bc1%3D000000%26IS2%3D1%26bg1%3DFFFFFF%26fc1%3D000000%26lc1%3D0000FF%26t%3Dlacajitadenie-21%26o%3D30%26p%3D8%26l%3Das4%26m%3Damazon%26f%3Difr%26ref%3Dss_til%26asins%3DB00IF9BY3U

      Besos
      Nieves

      Eliminar
  5. Este plato es uno de los preferidos de mi marido, pero nunca lo he hecho con ajo negro, y no es porque no lo conozca, jajaja
    Bueno la próxima vez probaré con ajo negro, yo la hago igual, lo único que no echo es pimienta negra.
    besos,

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!