14 diciembre 2016

Wellington de carne picada de buey by Jamie Oliver





En estos días andamos todos como locos pensando en las compras de Papa Noël y Reyes. También hacemos turnos interminables para comprar la mejor pieza de carne o pescado con la que sorprender a nuestros comensales. Andamos estresados, vamos deprisa a todas partes y parece que el tiempo nunca nos va a alcanzar. Pero no hace falta pasarse horas y horas en la cocina para hacer un plato especial. Aquí tenéis una receta que siempre triunfa y que además podéis dejar preparada con antelación sólo a falta del horneado final que podéis hacer mientras se preparan los aperitivos. Se trata del Wellington de carne picada de Jamie Oliver. 

¿A que suena bien? Pues sabe mucho mejor


He sustituido los guisantes de la receta original por calabacín, y en lugar de setas he usado champiñones porque las setas deshidratadas que suelo tener en casa llevaban un tiempo agotadas. Vamos con la receta y el paso a paso.

Ingredientes:
  • 500 Kg. de carne de buey picada
  • 1 calabacín (guisantes en el original)
  • 200 gr.de champiñones
  • 1 zanahoria
  • 1 patata grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva 
  • 2 huevos
  • 1 lámina de hojaldre
  • Una cucharadita de romero picado (yo no le puse)
  • Sal y pimienta
Elaboración:

Picamos el calabacín, la zanahoria y la patata en cuadraditos grandes, en mi casa huyen si se encuentran trozos grandes de zanahoria, así que tanto el calabacín como la zanahoria la piqué en el robot de cocina y dejé sólo en cuadraditos la patata. En una sartén grande, ponemos aceite de oliva y rehogamos la patata con la zanahoria durante 5 minutos (al picar la zanahoria con el calabacín tuve que echarlo todo junto).

Pasado ese tiempo añadimos la patata y los champiñones laminados y dejamos otros 5 minutos más.


Picamos muy picado la cebolla con los ajos y los incorporamos a la sartén junto con un poco de sal y pimienta. Dejamos que se haga hasta que veamos transparentar los trocitos de cebolla. Sacamos y dejmos que se templen.


En un bol ponemos la carne picada y la salpimentamos. Añadimos un huevo batido, lo mezclamos bien, y a continuación añadimos todas las verduras, removemos para que se mezclen de forma uniforme y dejamos que se temple para manerjarlo mejor.


Estiramos una masa de hojaldre y vamos poniendo la mezcla de carne y verdurdas en el centro, dándole forma cilíndrica. Cerramos el hojaldre y lo pintamos con el otro huevo batido. Si queremos podemos hacer algún adorno al hojaldre. 



Ponemos papel de horno en una bandeja y metemos en el horno previamente precalentado a 180º que bajamos a 160º en el momento de meter el Wellington. Dejamos hacer durante 1 hora.


Cuando esté listo esperamos un poco a que le baje el calor para que no se rompa al cortarlo.



Bon appétit

7 comentarios:

  1. Mira que he visto veces este asado y de hecho tu ya metiste en la cajita otro con el que ganaste un concurso y yo aún no lo he probado, pues mira que para estas fiestas ya se lo que haré.
    Desde luego tiene que estar buenisimo.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con carne picada es más económico, pero cualquiera de los dos son éxito seguro.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Es una forma bien original de hacer el wellington! Me gusta. Es práctica, mejor sin guisantes (este Jamie...) y de la mano de este chico, seguro que está tremenda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy fan de los guisantes, je je

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Madre mía que relleno más original y rico!!! Es una gran idea para estas fiestas Elena.
    Un bst.

    ResponderEliminar
  4. Una propuesta muy apañada para un Wellington. Plato único imagino.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Nochebuena??? Imposible. Con un plato sólo no se conforman, ja ja

      Bss

      Elena

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!