18 octubre 2017

Pastel libanés de naranja y almendras (lebanese orange cake)


Esta es una de esas delicias que descubres un día y sabes que se quedará contigo para siempre. El pastel libanés de naranja y almendras, es un pastel jugoso con el sabor fresco que aportan las naranjas. Además en su elaboración no se utiliza gluten ni leche, por lo que es también ideal para celiacos e intolerantes a la lactosa. Y por si fuera poco es facilisimo de hacer. En unas palabras, es un pastel para todos y que gusta a todos.

Vamos con la receta y el paso a paso:





 
Ingredientes:
  • 5 huevos L
  • 200 gr. de almendras molidas
  • 250 gr. de azúcar
  • 2 naranjas grandes
  • 1 sobre de levadura
Para decorar:
  • Gajos de naranja o almendras laminadas o picadas
  • Azúcar glas


Elaboración:

Cocemos las naranjas en abundante agua hasta que la piel se quede muy blandita. En la olla a presión están lsitas en media hora, en una olla normal necesitaremos alrededor de 1 hora.



Cuando estén bien cocidas, las trituramos con cualquier procesador, previamente comprobamos que no tengan pipos, si los tienen los retiramos. En la Thermomix son 20 segundos a velocidad 6. Nos tiene que quedar un puré. Lavamos y secamos el vaso.


Si no disponemos de almendra molida, podemos triturarla con al Thermomix o con otro robot potente. Trituramos igualmente el azúcar con velocidad progresiva 5-10 durante 10 segundos (Thermomix). Añadimos los huevos y programamos 3 minutos a velocidad 3 a 37º, luego otros 3 minutos sin temperatura.

Sin Thermomix batimos los huevos con el azúcar ayudados de unas varillas eléctricas hasta que los huevos blanqueen y doblen su volumen.


Incorporamos las almendras molidas, el puré de naranja y la levadura. Damos 3 golpes de turbo.

Si lo estamos haciendo en un bol, vamos incorporando con cuidado y removiendo a la vez.


Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado y horneamos a 170º previamente precalentado, durante 40-45 minutos aproximadamente (comprobad que esté listo pinchando con una brocheta). Dejamos enfríar sobre una rejilla.

Cuando esté frío, le espolvoreamos azúcar glas y decoramos con unos gajos de naranja o con unas almendras laminadas.




Bon appétit

Fuente: Thermofan

9 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene, me encantan los pasteles con almendra y sin harina, su sabor es sin igual.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este además es especial con el potente sabor a naranja.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Hola Elena. Lo tengo publicado desde hace 4 años y fue portada de mi blog durante un tiempo. Confirmo que es una delicia y no sé por qué todavía no lo he repetido. Es lo que tiene tener un blog.
    Si el mío sin azúcar, estaba rico, no veas el sabor del tuyo.
    No sé si se parecen las recetas, pero viendo el corte, tengo claro que da lo mismo.
    A ver si me he animado al verlo y lo hago de nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, he leído la receta pero no he visto que era la mía. Gracias por avisarme y por enlazar. Me alegro mucho de que te haya gustado. Besos.

      Eliminar
    2. Muchas veces vamos súper rápidas. Yo lo tengo que hacer más veces también.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Seguro que está muy jugoso. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Me encantan este tipo de bizcochos con naranja y almendra, quedan muy jugosos. Yo tengo uno muy parecido pero hace mucho que no hago y me lo has recordado Elena, me guardo tu receta que tiene que estar delicioso!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego lo busco y así lo hago también.

      Bss

      Elena

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!