03 octubre 2017

Pizza rústica


!Arrancando retos que es gerundio! 
Este mes de octubre se estrenan todos los retos que han estado descansando en el verano y nosotras que nos apuntamos a un bombardeo y no fallamos ni una hemos querido una temporada mas acompañar a Margot desde su reto CRI "cocina regional italiana" que tanto nos fascina y del que podemos decir que somos veteranas. 
Un reto en el cocinamos a partir de una receta original escrita en italiano y de la que no tenemos fotos ni ninguna pista de como será el resultado, esto es lo divertido, además de descubrir miles de recetas interesantes y poder decir que la comida italiana no es solo pasta y pizza.


Y diréis, pues si la receta que os traigo es precisamente una pizza, pero no como las usuales que estamos acostumbrados, una pizza rellena que es como una empanada cuyo interior es muy muy italiano a la par de suave y cremoso.

Aquí tenéis la receta original:




A continuación como la preparamos en La cajita:

Ingredientes para 4 personas:

Ingredientes para la masa:
- 400 gr. de harina
- Agua (la que admita)
- Chorrito aceite de oliva
- sal

Hice la receta de la masa como la original y me salió una amalgama grasienta que no ligaba ni para atrás y decidí sustituir la mantequilla por aceite y reducir la cantidad a la par que aumentar ligeramente la del agua, así sí conseguí una masa lisa, suave y manejable.

Ingredientes para el relleno:

- 300 gr. de ricotta
- 100 gr. de mozzarella 
- 100 gr. provolone
- 60 gr. de salami
- 40 gr. de jamón serrano
- 2 cucharadas de perejil picado
- 4 yemas de huevo
- Sal y pimienta negra molida






Preparación:

En un recipiente grande mezclamos la harina con la sal y un chorrito de aceite, añadimos poco a poco agua tibia, amasamos hasta que la masa resulte lisa y suave.
Reposamos cubierto con un paño.

Mientras en un bol amplio mezclamos la ricotta con 3 yemas de huevo y el perejil.


Cortamos en taquitos pequeños la mozzarella y el provolone y lo incorporamos junto con el jamón picado.

Añadimos el salami picado, salpimentamos y el relleno está listo.


Dividimos la masa en 4 porciones y con un rodillo estiramos lo mas fino posible.


Colocamos dos de ellas sobre bandejas de hornear pizza y distribuimos el relleno, luego cubrimos con las otras dos y untamos la superficie con la yema batida.


Horneamos a 180º durante 45 -50 minutos hasta dorar.

Sirva las pizzas calientes.






Queréis ver mas propuestas y que se os caiga la baba, pues vamos allá PIZZA RÚSTICA.


6 comentarios:

  1. Que valiente Nieves, has hecho la masa y todo. Yo soy más cómoda y tire por o fácil, comprar hojaldre.
    Desde luego te ha quedado genial y se ve deliciosa, que lo estaba........... a mi mi ha encantado.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Hola Nieves, te has animado con la masa y aunque no haya salido, no te diste por vencida y menos mal,porque pudiste disfrutar de esta delicia. Yo hice la masa de la receta original y me dió guerra, pero conseguí obtener una base en condiciones, con la tapa de arrriba no pude así que le hice un enrejado, jajajajaj...Una maravilla de receta, deliciosa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Nieves, me alegro mucho de que intentaras la masa y le dieras la vuelta y al final la hicieras, eres una valiente y esto es un reto, si fuera facil no lo seria jejejejeje. Y tu siempre te atreves! Enhorabuena! El aspecto es genial, te ha quedado genialmente rustica y apetitosa y estoy segura que estaba buenisima! Lo vas a echar de menos jejejeje que lo se! Un besito guapa y gracias por estar ahi!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la masa, el aspecto rústico de este par de empanadas. Hacer la masa lleva su mérito, y más si no te has rendido y las has repetido. Me encanta como te quedaron, y te intercambio una ^_^
    un beso

    ResponderEliminar
  5. masa fallida y levantando el ánimo la vuelves a hacer con toda tranquilidad, ¡muy bien!

    ResponderEliminar
  6. Desde luego que tiene una pintaza estupenda. Esa masa doradita traspasa la pantalla.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!