08 noviembre 2017

Chuletón al horno


Soy muy carnívora, lo reconozco y un buen chuletón me priva, el problema es que el punto que a mi me gusta no se lo puedo dar en casa con las cocinas y planchas domésticas que tenemos, ese dorado y crujiente por fuera y ese interior poco hecho, jugoso y lo mas importante, caliente...uuummm, ¡eso era hasta ahora! 


He descubierto una forma ideal para que me quede como yo quiero y es al horno, ¿no os lo creéis? 
Seguid leyendo, ponedlo en práctica y ya me contaréis! 

Ingredientes para 2 personas:

- 1 chuletón de hueso de 1 Kg. aprox.
- Mostaza a la antigua
- Pimienta negra molida
- Romero fresco
- Sal gruesa










Preparación:

Precalentamos el horno a 190º.
Mientras en una sartén o plancha muy muy caliente marcamos el chuletón por ambos lados.


Colocamos en una fuente de horno y pintamos generosamente con la mostaza, salpimentamos y repartimos hojitas de romero, todo por ambos lados.


Horneamos durante 15 minutos (según nos guste el punto de la carne), dando la vuelta al chuletón cada 5 minutos.


Emplatamos y comemos inmediatamente.


Con estos tiempos el chuletón queda al punto, como en la foto, si lo queremos menos hecho lo tendremos menos tiempo y si lo queremos mas pasado lo dejaremos mas ... así de fácil!





3 comentarios:

  1. Así lo haré la próxima vez, me ha resultado muy interesante esta forma de dejar la carne en el punto que queremos.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  2. Ummm...Un rico chuletón ahora en invierno, con unas patatinas, viene de lujo!! Ya me imagino el olor...Riquísimo!
    Un besote guapas!^^

    ResponderEliminar
  3. Nieves a mi me has convencido, mira que yo no soy de carne, pero tengo un carnívoro en casa y ya se como hacer el chuletón. Antes solo lo hacíamos en la barbacoa ( yo no tengo )pero ahora probaré tu método, ya te contaré.
    Bss

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!