"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Tarta de almendras y chocolate sin gluten


Ya sabéis que desde la cajita hacemos muchas recetas sin gluten y muchas otras que se pueden adaptar. Tengo un nieto celiaco y mi lucha particular es que no se sienta diferente cuando hay una celebración especial. Esta tarta de almendras y chocolate va cubierta con coco coloreado simulando cesped y con unos muñecos sirvió para celebrar su cumpleaños. Pero si dejáis el coco natural es una tarta estupenda para rematar la comida del domingo o para una merienda.




Ingredientes:

Bizcocho:
  • 300 gr. de chocolate de postres
  • 150 gr. de almendras molidas
  • 80 gr. de Maizena
  • 120 gr, de azúcar
  • 160 gr. de mantequilla
  • 2 huevos L
  • 1 sobre de levadura
  • Un molde de 20 cm
Relleno:
  • 250 ml de nata 35 % de materia grasa
  • 75 gr. de azúcar glas
    Decoración:
    • Coco rallado teñido (o sin teñir)
    • Barritas de chocolate con lacasitos (opcional)
    Elaboración:

    Empezamos tiñiendo el coco. Metemos en una bolsa hermética la cantidad de coco que vayamos a necesitar y con la punta de un cuchillo cogemos colorante en gel. Metemos el colorane en la bolsa, cerramos y  removemos desde fuera para que se vaya impregnando del color. Repetimos la operación todas las veces necesarias hasta que tengamos el color que nos gusta. Luego colocamos el coco en una bandeja de dejamos que seque completamente.


    Para el bizcocho, batimos los huevos con el azúcar hasta que doble su volumen.

    Derretimos la mantequilla y la incorporamos a la mezcla de huevos y azúcar.

    Mezclamos la levadura con la Maizena y la incorporamos a la mezcla anterior, Igualmente añadimos la harina de almendras. Mezclamos bien.


    Ahora fundimos el chocolate. Lo troceamos y lo ponemos en el microondas en tiempos de 30 segundos removiendo cada vez, hasta que haya fundido en su totalidad. ¡Ojo! que si nos pasamos de tiempo se quema y ya no se puede recuperar. Podemos hacerlo también al baño María si nos gusta más.
    Engrasamos un  molde alto de unos 20 cm. y vertemos la masa. Horneamos a 180º durante 40 minutos, pero esto depende del horno y del molde, ya que algunos transmiten el calor más que otros. Para saber si está listo pinchamos con una brocheta en el centro. Cuando esté listo lo dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar y reservar hasta que esté completamente frio.

    Pasamos a montar la nata que tiene que estar muy fria, lo mejor es meterla diez minutos antes en el congelador. La montamos con las varillas eléctricas e incorporamos poco a poco el azúcar.


    Cortamos el bizcocho por la mitad y cubrimos con la nata. Colocamos la otra mitad del bizcocho nuevamente encima y ponemos otra capa fina de nata.

    Vamos colocando el coco repartido por toda la tarta, cortamos las barritas (si no hemos usado barritas ya cortadas) y las vamos colocando al rededor de la tarta.


    Si  es para un cumple infantil como en este caso, decoramos con unos muñecos y hacemos feliz al pequeño.


    Bon appétit


    Imprime esta receta
    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Comentarios

    1. Al final tu periplo con la idea de cobertura se solucionó de la mejor manera, creo que no hay césped que parezca tan de verdad como este, además el coco gusta mucho y aporta un sabor y una humedad deliciosa. Ya lo tenemos apuntado para hacer mas cosas con otros colores.
      Vuelvo a insistir en que Julián tiene mucha suerte!
      Besos
      Nieves

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Desde luego que me sorprendió como quedaba, me parece que quedó muy natural, dentro de lo natural que puede ser un cesped de coco teñido, ja ja

        Bss

        Elena

        Eliminar
    2. Se ve una tarta muy chula... me encanto el césped :)

      ResponderEliminar

    Publicar un comentario

    Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

    ¡No te cortes!

    Otros están viendo...