"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Cubitos de hierbas aromáticas


Cuando ojeo una revista, o navego por internet, me suelo encontrar con cosas curiosas que me guardo por si algún día necesito recurrir a ello y estos cubitos los vi sin más, sin explicaciones, sin más imágenes, pero enseguida pensé que era una idea estupenda para poder conservar los sobrantes de hierbas aromáticas. 

En casa tengo botes de especias y hierbas aromáticas secas de todo tipo, pero no hay nada como el sabor de las hierbas aromáticas frescas. De vez en cuando compro un ramillete o alguna maceta de alguna de ellas cuando se con antelación que las voy a necesitar para una receta en concreto, pero casi siempre se me estropean antes de darles uso de nuevo. He probado a congelar, guardar en bolsas en el frigo, secar en el horno, etc.. pero no me convencía. Y ahora sí, así si que puedo conservar las hierbas con todo su aroma y tenerlas listas y frescas para consumir en cualquier momento. Las hierbas quedan igual que el primer día y podemos aromatizar y aliñar infinidad de platos con ellas.

Y además tenemos otra forma de reciclar y presentarlo a Reciclando Sabores, el reto que nos propone Rosalía para todos los días 1 del mes y en el que nos invita a darle un nuevo aire a unos restos de comida, a aprovechar los tristes que se quedan en el frigo a punto de caducar o a conservar alimentos que no vamos a consumir ahora para que puedan durarnos mucho tiempo.



 



Ingredientes:
  • Aceite de oliva virgen
  • Hierbas aromáticas (hierbaluisa, romero, hierbabuena...)
  • Una cubitera






Elaboración:


1.- Lavamos las hierbas aromáticas y las secamos bien con papel de cocina.


2.- Echamos en cada una de las cavidades de la cubitera las hierbas aromáticas. No las mezclamos, ponemos en cada uno de los apartados, un único tipo de hierba, aunque podemos tener preparadas mezclas que nos gusten también.


3.- Rellenamos con aceite de oliva virgen y metemos en el congelador.


4.- Cuando necesitemos aromatizar un plato, sacamos los cubitos necesarios y  con ellos podemos usarlos directamente en un guiso, untar carne o pescado para luego hacerlo a la plancha o al horno, usarlos directamente en la sartén para saltear verduras o hacer tortillas....


5.- También podemos dejar fundir los cubitos a temperatura ambiente y volvemos a tener nuestras hierbas frescas para aliñar una rica ensalada, además con un aceite ya aromatizado.

¿Y tú con que lo harías?


Bon appétit


Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Desde luego donde estén las hierbas frescas que se quiten las secas, el sabor no tiene nada que ver.
    Yo las pico y las guardo congeladas, la verdad es que quedan bastante bien, porque no siempre necesito hierbas con aceite.
    La verdad que este truco está genial y esa carne con la que las has usado y la ensalada seguro que estaban de lujo.
    Muy buen reciclando.

    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Elena, las hierbas frescas son mucho más aromáticas que las secas.
    Me parece una idea genial. Siempre hemos visto la mantequilla aromatizada con ajo y perejil y la verdad que nuestro Aceite de Oliva es estupendo para tener esos cubitos de hierbas listos para utilizar.
    Gracias, cómo siempre un reciclado de lujo.
    Bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...