"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Skhina, cocido sefardí

  
La propuesta de este mes de las chicas de Cooking the Chef. nos lleva  a la cocina sefardí. En este viaje por la gastronomía que nos proponen, nos remontamos a los judíos que nacieron y vivieron en España y que fueron expulasados en 1492. Ellos nos dejaron un legado y a la vez que transmitieron parte de nuestra cultura e idioma a sus hijos, ellos son los judíos serfarditas. La cocina judía en general tiene que seguir unas normas de elaboración y sacrificio de los animales que vienen escritas en el Antiguo Testamento. Tienen alimentos prohibidos y permitidos, estos últimos son llamados Kosher. El sacrificio de animales que debe ser rápido sin que el animal sufra demasiado y tienen que ser desangrados. No mezclan carne y lácteos, la carne tiene que ser de animales rumiantes con pezuña y solo comen pescado que tengan escamas. Y por si esto fuera poco el sabbat (sábado) no pueden hacer absolutamente nad más que rezar, por lo que tienen que preparar la comida la víspera, es decir el viernes. 

El plato que he elegido es la Skhina, un cocido que prepararaban precisamente la vispera del sabbat. Lo hacían con una cocción prologada en hornos comunales, para que se hiciese muy lentamente hasta la comida del día siguiente. La  que he preparado lleva patata y esta claro que esta se introdujo más tarde, pero no he querido dejar de ponerla porque creo que aporta al plato.

Receta de Skhina, cocido sefardí

Ingredientes:

  • 1,5 Kg de morcillo de ternera
  • 300 gr. de garbanzos
  • 2 huesos de rodilla
  • 6 patatas pequeñita
  • 250 gr. de dátiles
  • 4 huevos
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de azafrán molido
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen

Elaboración:

1.- La vispera ponemos los garbanzos en remojo con agua fría un mínimo de 12 horas.

2.- Ponemos sal a la carne y en una olla de hierro fundido cubrimos el fondo con aceite de oliva y a fuego medio alto sellamos la carne por todos los lados y rehogamos igualmente los huesos.


3.- Mientras tanto hervimos 1,5 litros de agua y precalentamos el horno a 170º con calor arriba y abajo.


4.- Añadimos los grabanzos a la olla y los mezclamos con la carne.

5.- Incorporamoso los huevos enteros que previamente lavamos. Yo siempre los pincho con la punta de un cuchillo por la parte ancha del huevo para que no se rompan al cocer. Ponemos también las patatas lavadas y los dátiles.

6.- Echamos las especias en la olla (azafrán, pimienta, jenjibre y canela).

7.- Y por último cubrimos todo con el agua hirviendo. Rectificamos de sal y metemos al horno durante una hora. Pasado ese tiempo bajamos la tempertura a 50º y dejamos hacer 6 hora más. 

8.- Sacamos las patatas, los huevos y los huesos. Pelamos los huevos y los cortamos por la mitad. Servimos en una fuente la carne con los garbanzos, los dátiles, las patatas y los huevos y regamos con un poco de caldo. 

9.- Ponemos en un recipente el resto de caldo para que cada comensal se pona a su gusto.



Si queréis ver el resto de las recetas que se han preparado, lo podéis hacer en este enlace.

Bon appétit

Fuente: El oso con botas




Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Otro cocido para probar!!
    Que bueno!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece igual, pero al final es completamente diferente, sobre todo por las especias que lleva.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Ese cocido ya se lo había visto yo a Raúl y me enamoró desde el primer minuto, igual que el tuyo. Vaya platazo. Besos y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un plato complétisimo y con las especias que lleva, completamente diferente.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Que gran plato, semejante a nuestros cocidos, pero si mas se asemeja a los platos de cuchara de cocina mozárabes. Muy buena pinta. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esctamente, así es es un cocido con el sabor de las especias mozarabes. ¡Una delicia!

      Bss

      Elena

      Eliminar
  4. Estuve a puntito de hacerlo hasta que se cruzó conmigo la torta de miel, me guardo tu receta, me encantan estas coccines lentas!
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cada vez uso más el horno, con una cazuela de hierro fundido, para cocinar lento y con chup chup.

      Tu hacer el cocido y yo la torta.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  5. Las dos hemos hecho la misma receta y de la misma fuente!!!! BRAVO!!!!
    Me ha encantado. Hoy me habéis dado dos alegrías, la receta y lo de los huevos. Sois unas cracks.
    La receta estaba deliciosa, todavía me relamo y como le he dicho a Raúl, no dejaré de hacerla al menos una vez al año, por respeto al pasado y por deliciosa. La próxima vez con patatas, ya en el siglo XXI ..jejeje seguro que le dan a la salsa una textura mejor.
    Me apunto el detalle de pinchar los huevos, yo no lo sabía y obviamente, se me rompieron las cáscaras, pero me alucinó cocinarlos con el estofado.
    Gracias por estar siempre aqui. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayan gustado las dos cosas. Gracias.
      Tienes razón, la receta estaba deliciosa. La patata la tenía Raúl también y estuve a punto de quitarla, pero la verdad es que me encanta la patata cocida para luego regarla con un poquito de aceite, je je.
      El truco de los huevos pensaba que era generalizado, fijate. Lo puse pero no pensé que no fuera conocido. Mi madre siempre lo ha hecho. En la parte ancha del huevo hay una cámara de aire por lo que al pinchar por ahí no sale líquido y evita la rotura de la cáscara.

      Muchas besos y gracias también a vosotras. A mi el reto me encanta.

      Elena

      Eliminar
  6. Que buen plato, con lo que me gustan a mí los estofados, ya lo he visto en el reto, y estoy encantada porque me la guardo para probar. A ver qué tal, me gusta mucho todo el proceso. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo haces nos lo cuentas, pero seguro que te gusta.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  7. El guiso está genial y tus explicaciones como siempre muy didácticas e interesantes, me ha encantado tu elección y las explicaciones de los ingredientes kosher.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...