"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Bizcocho de mandarina con mermelada

 

   

Esta es una de esas recetas, recortada de alguna revista antigua, que tenía guardada en mi carpeta de gomas y que pensaba trasladar al blog junto con todas las demás allí guardadas. El bizcocho lo he hecho sobre todo para acompañar a "mi tacita". Bueno, realmente es a la taza que que le queda a mi madre del juego que le regalaron o compró para su ajuar y que tiene más de 60 años. Siempre que voy a ver a mi madre me la pido para tomar café o te. Es de una porcelana muy fina, casi como una cáscara de huevo y tiene una grieta, pero me encanta.

Este bizcocho es muy jugoso y con el toque cítrico que lo hace ideal para una merienda o para la hora del te si tenéis costumbres inglesas. ¿Quieres probarlo? Pues sigue leyendo para ver la receta.

Receta de bizcocho de mandarina con mermelada

Ingredientes:

  •  4 huevos
  • 250 gr. de harina (yo mezcla de harinas sin gluten)
  • 150 gr. de azúcar
  • 2 mandarinas
  • 1 yogur griego
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 sobre de levadura
  • Una pizca de sal
  • 100 gr. de mermelada de naranja o de mandarina
  • 1 hoja de gelatina
  • Una cucharadita de hojas de menta

Elaboración:

1.- Lavamos las mandarinas y rallamos la cáscara. Con las mandarinas hacemos un zumo. 

2.- Batimos los huevos con el azúcar y el zumo y la ralladura de mandarina. Lo podemos hacer con las varillas eléctricas hasta que aumente de volumen. Podemos hacerlo con la Thermomix durante 3 minutos a velocidad 5 y 37º.

3.- Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y el yogur griego y batimos igualmente. Si lo hacemos con la Thermomix serán 5 segundos a velocidad 4.

4.- Añadimos la harina mezclada con la levadura y la pizca de sal. Mezclamos bien. Si lo hacemos con la Thermomix serán 20 segundos a velocidad 3. Si es necesario terminamos de mezclar con la espátula.

5.- Engrasamos un molde y vertemos la mezcla que llevamos al horno previamente precalentado a 180º entre 30 y 35 minutos. El tiempo depende de nuestro horno y el molde que también influye. Para saber si está listo a partir de los 30 minutos podemos pinchar con una brocheta en el centro y si sale seca podemos apagar.

6.- Dejamos enfríar sobre una rejilla durante diez minutos. Luego desmoldamos y dejamos enfríar un poco más.


7.- Mientras tanto preparamos la cobertura de mermelada. Hidratamos la gelatina durante 15 minutos en agua fría. Calentamos en el microondas la mitad de la mermelada con un par de cucharadas soperas de agua y la menta. Mezclamos bien y cuando tengamos hidratada la gelatina la mezclamos con esta parte de la mermelada. Cuando esté disuelta añadimos la otra parte.

8.- Untamos la superficie del bizcocho con la cobertura de mermelada y dejamos enfríar completamente.

¿Merendamos?




Bon appétit



Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Ser la última y tener esa grieta es lo que la hace tan especial.
    Un bizcocho delicioso y precioso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ahora es la última, pero las tazas de ese juego siempre han sido mi debilidad.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Que bonita y el brillo que tiene con la mermelada, mmmm! Me encanto tu molde!
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...