"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Shakshuka Israelí


La shakshuka israelí es una variante de la shakshuka árabe que Nieves ya preparó para la Cajita. Como plato mediterráneo que es, también se puede encontrar similitud con el pisto manchego ya que se elabora con diferentes tipos de pimientos, berenjana y tomate. En Israel tiene el estatus de plato nacional y se consume a lo largo del día. Su nombre significa "todo mezclado". Es un plato fácil de preparar que se puede comer solo o acompañado de  labneh, una especie de yogur griego con queso. Como todas las recetas, dependiendo de la zona le añaden también queso feta pero en la receta que yo he seguido no lo ponían.

Ingredientes:
4 personas
  • 1 berenjena
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 800 gr. de tomate troceado (puede ser en conserva)
  • 4 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de cominos
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1/2 cucharadita de harissa (se puede poner otro tipo de picante)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Labneh (opcional*)
Elaboración:

1.- Lavamos la berenjena y la pelamos en parte, luego la cortamos en pequeños dados. Ponemos una sartén amplia con aceite de oliva y freimos la berenjena moviendo de vez en cuando. La sacamos y la ponemos sobre papel absorvente. Reservamos.

2.- Lavamos los pimientos, les quitamos las semillas y los cortamos en cuadrados de unos 2-3cm. Ponemos algo más de aceite en la sartén en la que hemos hecho la berenjena y echamos los pimientos, los ajos picados, la harissa, los cominos y el pimentón. Dejamos hacer a fuego lento durante 15 minutos.
3.- Añadimos el tomate troceado y dejamos hacer otros 15 minutos para que el tomate vaya perdiendo el líquido. Añadimos la sal y removemos bien e incorporamos la berenjena reservada.

4.- Separamos las yemas de las claras de los huevos y ayudados de un cucharón hacemos tantos huecos como huevos vayamos a hacer. En cada hueco vertemos una clara de huevo y tapamos para que la clara vaya cuajando. Cuando la clara esté casi cuajada ponemos en el centro la yema y tapamos de nuevo 3 minutos aproximadamente. Esto es algo que yo hago así para que la yema no se quede dura y se pueda mojar pan en ella o mezclarla con las hortalizas.

5.- Servimos acompañados de labneh*

NOTA*: Yo no he encontrado labneh que es una especie de yogur griego con queso por lo que he optado por mezclar 1 cucharada de queso crema con 2 cucharadas de yogur griego y una cucharada de leche. He mezclado bien y he regado con un chorrito de aceite de oliva. En la mesa he puesto un poco de esta salsa por encima de las verduras y realmente merece la pena comerlo así.


Fuente: El Comidista


Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Jo que rica estaba, tengo que volver a hacerla, esta vez haré la tuya.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que empezar a repetir más los platos, jaja.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Hola Elena. Tengo esta receta pendiente, pero no sé exactamente cómo es la que guardé. Cada vez como más verduras y hortalizas. Muy buena tu shakshuka.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también como más verduras y hortalizas, pèro es porque las preparo de diferentes formas. Mi madre hacía todas las verduras hervidas menos el pisto y claro, así huíamos de ellas, ja ja.

      Bss

      Elena

      Eliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...