"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Bacalao al horno a la portuguesa o bacalhau à Margarida da Praça

  

Si hay un pescado que tiene un puesto de honor en la gastronomía, es el bacalao. Podemos encontrar cientos de recetas diferentes tanto en el norte como en el sur de España, pero hay que reconocer que nuestros vecinos portugueses no nos van a la zaga y tienen un surtido de recetas de bacalao también magnífico. Esta receta es típica de Viana do Castelo, en concreto del restaurante bacalhau à Margarida da Praça y tiene tantas variantes como cocineros la han ido interpretando, aunque básicamente es una combinación en capas de patatas, otra de bacalao y otra de cebolla. servido con unas aceitunas negras por encima. Las diferentes capas hay gente que las fríe, las cuece e incluso las va haciendo por partes directamente en el horno. Yo os muestro la que más me gusta.

Receta de bacalao a la portuguesa o bacalhau à Margarida da Praça

Ingredientes:

  • 4 lomos de bacalao (fresco o salado)
  • 4-5 patatas medianas
  • 3 cebollas 
  • Un vaso de vino de Oporto (podemos usar Jerez si no tenemos)
  • Harina de garbanzos para rebozar (de trigo si no hay intolerantes al gluten)
  • Pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal 

Elaboración:

1.- Si hemos optado por bacalao salado tenemos que tener la precaución de empezar a desalar 48 horas antes. El bacalao para desalarlo lo tenemos que poner en una fuente alta con la piel hacia abajo y cubierto con agua fría que hay que cambiar cada 8-10 horas aproximadamente. Mientras se desala lo dejamos en el frigorífico para evitar que se estropee. Cuando lo vayamos a preparar quitamos el agua y lo ponemos a secar entre papel de cocina. Quitamos las espinas con unas pinzas y reservamos.

2.- Preparamos la cebolla cortándola en juliana y en  una sartén a fuego medio con aceite de oliva, la vamos confitando hasta que empieza a transparentar. 

3.- Añadimos una cucharada de pimentón, removemos e incorporamos el vino de Oporto. Dejamos hacer 2-3 minutos más, sacamos y reservamos.

4.- Rebozamos el bacalao con harina. Yo uso harina de garbanzo que no tiene gluten y me gusta mucho para rebozados. En la misma sartén que hemos utilizado con la cebolla, añadimos un poco más de aceite de oliva y freimos por ambos lados el pescado. Lo hacemos ligeramente ya que el final lo vamos a hacer en el horno. Sacamos y reservamos. 

5.- Pelamos y lavamos las patatas, las cortamos en rodajas y las salamos ligeramente. Las vamos a freir ligeramente en el aceite que hemos usado con el bacalao porque tiene la gelatina que ha haya podido soltar al freirlo y nos va a dar un extra de sabor a las patatas. Al igual que los otros ingredientes, no las tenemos que hacer del todo. El toque final es en el horno.

6.- Por último montamos el plato en una fuente de horno. Primero ponemos una capa con las patatas. A continuación colocamos el bacalao y por último lo cubrimos con la cebolla. Metemos al horno previamente precalentado a 170º durante 15 minutos.

7.- Servimos con unas aceitunas negras por encima y otras al lado para los que quiera más 😉



Bon appétit



Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Guau! Tremendo plato de bacalao nos traes, yo lo probe cuando vivia en Portugal y me encanta, me dejas salivando!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Si es bacalao, me apunto, pero si la receta es portuguesa, más. Ésta es una delicia. Me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, yo he empecé a apreciar el bacalao precisamente en Portugal.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Si es bacalao, me apunto, pero si la receta es portuguesa, más. Ésta es una delicia. Me encanta. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...