11 noviembre 2013

Caracoles en salsa


Los caracoles en salsa me encantan, me chiflan... si si, el caracol, ese bicho viscoso que va soltando babas con su casa a cuestas y cuyos cuernos suben y bajan y se mueven sin ton ni son y que forman parte de nuestras vidas desde pequeños.
¿A quien no le han contado un cuento, cantado una canción o regalado un simpático muñeco de caracol?
Quien no ha tenido de mascota de pequeños en una palangana un caracol sobre una hoja de lechuga durante días ... ¿y a que lo habéis sacado a la calle con una caja de cartón y dejado suelto para que paseara por el jardín? Yo si... y me encantaban...

Y nunca me ha dado reparo comerlos, eran uno de mis platos preferidos cuando iba al pueblo, mis tías los cocinan de lujo, incluso mas de una vez he ido con ellas a cogerlos vivos al canal....

Ahora los preparo yo y nada menos que como aperitivo para 12 personas!!!

Para 12 personas:

4 Kg. de caracoles cocidos congelados (La Sirena)
4 dientes de ajo grandes
3 cebollas
500 ml.de vino blanco seco
Azafran
370 gr. de fritada de tomate
4 rebanadas de pan seco
300 gr. de chorizo picante en rodajas
300 gr. de jamón picado
50 gr. de almendras
2 cayenas
Aceite de oliva
Perejil fresco






Preparación:

Lavamos bien los caracoles, dándoles un par de aguas y los ponemos en una olla grande con agua fría, a cocer hasta que comiencen a hervir.


Mientras tanto, en una cacerola amplia con un chorro de aceite de oliva, sofreímos la cebolla picada junto con los ajos enteros, pero espachurrados y las almendras.


Freímos un poquito las rebanadas de pan por ambas caras y lo apartamos en un plato junto a las almendras, los ajos, el pan y la mitad de la cebolla sofrita.


Sofreímos el jamón y el chorizo picado hasta que dore.


Mientras batimos lo apartado en el plato con el vino, las cayenas y el perejil fresco.
También machacamos las hebras de azafrán.
Reservamos.


Cuando comiencen a hervir los caracoles soltarán una espuma blanca un poco desagradable, con una cuchara la quitamos lo mas que podamos, apagamos el fuego y escurrimos con una olla debajo para no desechar el caldo.


Los vertemos a la cazuela con el jamón y el chorizo y rehogamos un par de minutos removiendo.


Añadimos la salsa de pan y almendras, el tomate frito, el azafrán y caldo de la cocción hasta cubrir al gusto, dependiendo si nos gusta la salsa mas clarita o mas espesa.
Cuando cueza de nuevo corregimos de sal si fuera necesario.


Dejamos reposar de un día para otro y servimos calientes.




20 comentarios:

  1. hola guapi te unirias a mi blog y yo me hago del tuyo
    mi blog es
    lacasitadeaitana.blogspot.com.es
    besitos noe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, ya te hemos visitado pero no te vemos por el nuestro ;-)
      Por cierto, ¿no me dices nada de la pintaza de mis caracoles?
      Nieves

      Eliminar
  2. Yo iba a comer caracoles con mis padres y mis abuelos (a mi abuelo y a mi padre les chiflaban) a un merendero que había en Moralzarzal. El merendero en cuestión tenía poca luz, y allí con un palillito, iba dando cuenta de los caracoles al igual que el resto de mi familia, ¡¡Me encantaban!!. Varios años después, estando en un mesón vi que había caracoles en la carta y me lancé a pedirlos, allí había luz, y fue la primera vez que nos vimos las caras, je, je, pero me sigue encantando los caracoles y sobre todo la salsita como esta que has preparado.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Aún existe ese sitio oscuro? jejeje... para ir a catarlos, aunque desde que tengo la receta ya los preparo en casa, que nos podemos chupar los dedos "sin vergüenza" ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  3. Buena pinta si que tienen!!!!!,pero yo hace años que deje de comer una que se se hace mayor empieza con las manías.A mis padres les encantan y siguen tu mismo ritual al hora de prepararlos...Besets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes lo que te pierdes ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  4. Hola chicas!! Mi madre les preparaba cuando yo era cria....que ahora tambien sigo siendolo....y recuerdo que me encantaban, pero dejo de hacerlos y ahora me daria un poco de cosa volver a comerlos...no se....Todo seria volver a ppor ellos con esta recera exquisita!
    besines, laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con los "congelados" de La Sirena que yo he utilizado aquí salen estupendos porque ya están cocidos en su punto y es solo añadirles el sofrito a tu gusto... y de te digo una cosa, si no te atreves con ellos al menos moja la salsa que es deliciosa.
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  5. hola guapi acabo de unirme al blog soy noemigf en el , los caracoles tienen una pinta increible , ami me encantan un monton ,ahora mismo me comi aun platito de estos tuyos.
    besitos noe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bieeeen Noe, imaginaba que te gustarían ;-)
      Nieves

      Eliminar
  6. Muy rica esta receta. Los caracoles son una tapita que nos enloquece. Besos

    ResponderEliminar
  7. yo los compro congelados y los cocino, aunque los hiervo durante 1 hora para que estén más tiernos. Me encantan los caracoles y los tuyos tienen una pinta mmmmmm esa salsita para ir chupando y chupando jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos también son congelados, pero me dijeron que con darles un hervor para retirar un poco la espuma y calentarlos era suficiente.
      La verdad es que éstos no estaban nada duros, dependerá de la marca también, estos de La Sirena salen genial ¿cuales usas tu?
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  8. En casa los comimos parecidos hace poco y aaaaay qué ricos :)

    ResponderEliminar
  9. En mi casa se comen mucho, nos encanta desde el papá hasta el peque de la casa.
    Te quedaron muy ricos en esa salsita

    ResponderEliminar
  10. Creo que es de las pocas cosas que no puedo comer, me dan un repelús tremendo...en fin, que no somos todos iguales!
    Besos chicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila Elena, con mojar pan es suficiente ;-)
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  11. Jo, yo soy incapaz de comerme un plato de caracoles, pero lo mismo me pasa con los búsanos..., será por su textura, creo...
    Pero de la salsa no tengo queja alguna! me das un trozo de pan y solucionado! :D
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. La pinta es fantástica... hasta aquí puedo leer ;)

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!