09 marzo 2016

Salsa de caramelo toffee con sal


¿Habéis visto algo alguna vez que os ha dejado hipnotizado? Eso es lo que me ha pasado a mí con esta salsa. En casa suelo tener salsa de caramelo toffee comprada. La utilizo para hacer algunos bizcochos y para acompañar algunos postres, pero desde este flechazo no he vuelto a comprar. La podemos hacer completamente dulce, pero con el punto de sal es algo que me encanta y le da un toque especial.




Ingredientes:
  • 150 gr. de azúcar
  • 200 ml de nata 35% materia grasa
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 cuchara de postre de sal





Elaboración:

Tenemos que tener la nata muy caliente, lo podemos hacer en el fuego o en el microondas. En algunos sitios he leido que la nata tiene que hervir, pero creo que no es necesario que hierva, pero eso sí, tiene que estar muy, muy caliente para que no nos enfrie el caramelo.

En un cazo ponemos a fuego medio el azúcar y vamos moviendo continuamente hasta que empiece a coger temperatura y el azúcar empiece a caramelizar.


Cuando tengamos el caramelo líquido, retiramos del fuego y vamos echando un poco de nata y moviemos. ¡¡¡OJO!!! la nata al entrar en contacto con el caramelo sube y puede salirse del recipiente y causarnos quemaduras, por lo que iremos añadiendo la nata poco a poco sin parar de remover. Cuando esta ya esté integrada añadimos la mantequilla y la sal y volvemos a poner al fuego hasta que se integren.


Volcamos en una jarra y tapamos con film de cocina para evitar que aparezca una telilla que luego nos será difícil quitar. Debemos dejar que se enfríe completamente antes de usar esta salsa en nuestros postres, pero prepararos, es completamente adictiva.


Podemos conservarla en el frigorífico largo tiempo pero no creo que os dure.



Bon appétit

Fuente: No sólo dulces y recorte de revista

16 comentarios:

  1. Wauuu socia, menudo descubrimiento, gracias por publicarla, es genial y la voy a usar muchisimo, imagino lo deliciosa que estará!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ves como alegra cualquier postre. Encima de un helado no lo he probado todavía, pero pienso hacerlo.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Guauu... Nieves, esto tengo que probarlo!! Qué rico, me ha recordado un poco al típico dulce de leche argentino... Mmmm...!! Me encanta! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy Elena, pero sí, recuerda al dulce de leche, pero con el toque de la sal.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Tiene una pinta estupenda, seguro que a mi madre le encanta
    apuntado :)
    un beesito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a los niños también les gusta, te lo aseguro.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  4. madre mia que cosa mas rica! me encanta! hay que probarla jejejeje. Besito

    ResponderEliminar
  5. Deliciosa, qué cosa más rica!! Todo un descubrimiento, un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y caser mejor que comprada, te lo aseguro.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  6. Riquísima ,muchas gracias por compartir recetas tan ricas .Muchos besos Olga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por pasar y comentar Olga.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  7. Elena, miro y dejo de mirar porque es pecado mortal para mí, pero te aseguro que sólo con ver la foto y sabiendo que lleva toque de sal, ya me han entrado ganas de probar esta salsa.
    Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy Marisa, es cierto que para tí no vale. ¿No se puede hacer el caramelo con los sucedaneos de azúcar?

      Bss

      Elena

      Eliminar
  8. Qué rica la salsa de toffe. Con ese toque de sal, la verdad, no la he probado. Cualquier día de estos.... Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animate porque con cualquier tarta, bizcocho, helado.... está riquísima.

      Bss

      Elena

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!