29 septiembre 2017

Cigalas al horno


De nuevo el tío Adelaido entra en nuestra cajita para dejarnos esta receta de cigalas al horno.

Es un cocinilla, le gusta la comida, comer y de vez en cuando cocinar y lo que hace se le da bien, ya tuvo muchisimo éxito el bacalao con que nos deleitó hace unos meses y como ha visto que las visitas han sido muchisimas se ha animado con esta otra receta.


En cuestiones de marisco no escatima, bueno en general le gusta el buen producto y no le importa gastar un poquito mas si el género lo merece, la verdad es que siempre busca la máxima calidad y aquí se ve muy bien, unas cigalas tamaño XL que se salían del plato.

Ingredientes para 3 personas:

- 3 cigalas extra grandes
- Pan rallado
- Perejil fresco
- 2 dientes de ajo
- Aceite de oliva virgen extra














Preparación:

Abrimos con un cuchillo afilado las cigalas longitudinalmente y las colocamos en una bandeja de horno. Reservamos.


Preparamos un majado con dos cucharadas de perejil fresco, dos ajos y 3 cucharadas pan rallado.


Untamos las cigalas con aceite de oliva virgen extra y repartimos el majado sobre la cabeza de cada una.


Horneamos a 180º hasta dorar.


Una delicia!




Gracias otra vez y esperamos que te sigas animando a cocinar mas veces con nosotras!


6 comentarios:

  1. Fáciles y seguro que deliciosas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. ¡Menudas cigalas! Estas están buenas como sean. Me apunto el majadito para el horno.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  4. BUENISIMAS ¡¡¡¡ sin palabras me dejas ,me rechiflan

    ResponderEliminar
  5. Pedazo de bichos! Así sí que me como yo los bichitos estos con cascarón, cuando son más pequeños me da mucha pereza pelarlos pero así... vaya que sí!

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!