"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Tarta de chocolate, almendras y frambuesas


Esta jugosa tarta de chocolate y almendras puede servirnos para rematar una comida cubriéndola toda con frambuesas  o para darle el gustazo a tu  nieto si con la decoración haces que se asemeje a la bola de los Pokemon, unos "bichejos" que pueden parecer gatos, conejos y dragones pero en raro. Si, yo soy de la generación que creció con Disney, los Tiny Toon y los Picapiedra y todos estos dibujos que ven mis nietos me parecen iguales. Así que para no meter la pata con el bicho en cuestión, decoramos la tarta imitando a la bola que utilizan y asunto resuelto, Julián tiene su tarta de cumpleaños.

Además con esta misma receta tenemos varias opciones:

Si la tarta es para un adulto o como postre, la cubrimos completamente de frambuesa. y los mayores cogemos nuestra porción porque la tarta en sí lo merece.

Al llevar poca cantidad de harina, esta se puede sustituir facilmente por una harina sin gluten y tenemos la tarta apta para celiacos.

Con la receta del bizcocho sólo,  podemos hacer, usando un molde más ancho y más bajo, una tarta estilo a la de Santiago.

Venga, animaos que no hay excusa.

Ingredientes:

Bizcocho:
  • 300 gr. de chocolate Valor postres
  • 150 gr. de almendras molidas
  • 80 gr. de harina (yo sin gluten)
  • 120 gr, de azúcar
  • 160 gr. de mantequilla
  • 2 huevos L
  • 1 sobre de levadura
  • Un molde de 20 cm o uno más grande si se quiere bajita del tipo de la de Santiago
Relleno:
  • 250 ml de nata 35 % de materia grasa
  • 75 gr. de azúcar glas
Cobertura de chocolate:
  • 300 gr. de chocolate  de postres
  • 20 gr. de mantequilla
  • 60 ml de leche (4 cucharadas soperas)
  • 40 gr. de azúcar glas
Decoración:
  • Frambuesas
  • Nubes blancas
  • Conguitos
Elaboración:

Empezamos tamizando la harina con la levadura y reservamos.


Ahora tenemos que fundir el chocolate. Lo troceamos y lo ponemos en el microondas en tiempos de 30 segundos removiendo cada vez, hasta que haya fundido en su totalidad. ¡Ojo! que si nos pasamos de tiempo se quema y ya no se puede recuperar. Podemos hacerlo también al baño María, pero yo prefiero el microondas, es mucho más rápido. Reservamos para que se temple.
La mantequilla también tenemos que fundirla y lo hacemos igualmente en el microondas y en tiempos de 30 segundos, al igual que el chocolate. También reservamos.
En un bol ponemos los huevos junto con el azúcar y batimos con las varillas eléctricas hasta que blanqueen y doblen su volumen.
Incorporamos poco a poco la mantequilla, batiendo a baja potencia, cuando la mantequilla esté integrada añadimos la harina con la levadura y luego la almendra molida.

Cuando tengamos una mezcla uniforme vertemos con cuidado el chocolate. Mis varillas ya no tenían fuerza para seguir mezclando, puesto que queda una masa muy densa, por lo que utilicé una espátula o lengua de silicona para incorporarlo.

Engrasamos el molde que vayamos a utilizar y vertemos la masa repartiéndola uniformemente. Horneamos a 180º durante 40 minutos, pero esto depende del horno y del molde, ya que algunos transmiten el calor más que otros. Para saber si está listo pinchamos con una brocheta. Cuando esté listo lo dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar y reservar hasta que esté completamente frio.

Pasamos a montar la nata que tiene que estar muy fria, lo mejor es meterla diez minutos antes en el congelador. La montamos con las varillas eléctricas e incorporamos poco a poco el azúcar.


Cortamos el bizcocho por la mitad y cubrimos con la nata.

Colocamos la otra mitad del bizcocho nuevamente encima y vamos preparando la cobertura de chocolate.

Preparamos el glaseado de la cobertura poniendo la nata en un cazo y calentamos a fuego lento. Antes de que rompa a hervir añadimos el cocolate y lo separamos del fuego. Removemos para que se funda. Normalmente se fundirá enseguida pero si no es así lo ponemos un poquito más al fuego. Añadimos la mantequilla y removemos.


Esperamos un poco a que se temple el chocolate y cubrimos con él todo el bizcocho, para ello ponemos el bizcocho en una rejilla y vamos dejando que el chocolate caiga en el centro de la tarta y vaya escurriendo hacia los lados.

 Volvemos a dejar que se temple un poco y colocamos unos conguitos y frambuesas cubriendo toda la superficie. 

 
 Yo le he puesto también nube para que la superficie de la tarta simule la bola de los Pokemon, porque esta tarta era para mi nieto Julián.



Bon appétit


Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Además de preciosa, te quedó genial, es la bola Pokemon en toda regla, con esos ingredientes resulta super jugosa y el toque de las frambuesas aporta una frescura que me encanta.
    Siempre digo lo mismo pero tus nietos tienen mucha suerte.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tartas muy jugosas, ya lo hemos comentado muchas veces, las tartas secas al final van a la basura. Está estaba de muerte.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Ya decía yo que eso me parecía a mí la bolita del pokemon! Me meo. Mira, bien pensado y bien currado, claro que sí! Mola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ja ja para los peques tiene que tener algo de algún personaje favorito, si no no les parece tarta de cumple.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Ando perdida en los juegos de los niños, pero Elena ha quedado una tarta de lujo. Bola Pekemon o decoración creativa, se ve genial y el sabor me lo imagino..... delicioso.
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te llegará el turno y te empaparás de pokemons y princesas Disney, ja ja

      Bss

      Elena

      Eliminar
  4. Que ricuraaaa, adoro las tartas de chocolate y esta estará deliciosa.besinos

    ResponderEliminar
  5. Que ricuraaaa, adoro las tartas de chocolate y esta estará deliciosa.besinos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...