"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Flat iron steak con zanahorias asadas y salsa de queso azul

 

Cocinar inspirándonos en un cuadro, una escultura o un edificio es lo que cada mes nos propone María Ayala del blog In my little kitchen  para el reto CocinArte. Unas veces la inspiración nos llega por la imágen, otra por los recuerdos, otra por el autor, pero en este caso a mi me ha venido por el nombre. La propuesta es el famoso Flatiron neoyorquino construido en 1902. El edificio Fuller que es como se llamó en un principio, en seguida fue renombrado como Flatiron porque su forma recordaba a las planchas de la época. A mi el edificio me fascina sobre todo por los detalles de su fachada, algo que me perdí cuando fui a Nueva York porque la estaban remodelando y me tuve que conformar con ver la lona que lo cubría. A la izquierda la preciosa fachada, a la derecha como la puede ver y fotografíar yo 😔


Pero volviendo al reto, como he dicho la inspiració me ha venido por el nombre. El Flat iron es un corte de carne que se empezó a poner de moda en en U.S.A. en los años 90. En algunos lugares de sudamérica se le conoce como punta de paleta y en España, o al menos en Madrid a la pieza la conocemos como pez.. Es una sección de la espaldilla que tiene un nervio central que tenemos que decir al carnicero que nos lo saque. El flat iron realmente es el corte de esa pieza una vez quitado el nervio central y abierto en dos filetes que una vez macerados se hace a la plancha, aunque también se puede asar o hacer a la parrilla. 

Receta de Flat iron steak con zanahorias asadas y salsa de queso azul

Ingredientes:

  • Una pieza de ternera o vaca de pez o punta de paleta
  • 4 zanahorias
  • 1 cucharada sopera de mostaza de Dijon
  • 100 gr. de queso azul (Gorgonzola, Roquefort, Stilton..)
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1/2 cucharada de Maizena
  • 1/2 taza de leche
  • Aceite de oliva
  • Sal gruesa
  • Pimienta

Elaboración:

1.- Si nuestro carnicero no nos ha sacado los filetes, lo primero que tenemos que hacer es cortar la pieza por la mitad o abrirla como un libro y la aplastamos con una maza Ponemos en una fuente el aceite de oliva, un poco de sal gruesa y la pimienta. Mezclamos bien y colocamos la carne en la fuente e iremos dándole la vuelta cada rato para que se impregne bien.

2.- Pelamos las zanahorias, las lavamos y las cortamos por la mitad a lo largo.

3.- En un bol ponemos el aceite, un poco de sal gruesa, pimienta y la mostaza. Mezclamos y embadurnamos las zanahorias con la mezcla. 

4.- Con el horno precalentado a 250º, ponemos las zanahorias en una fuente y las asamos durante 30 minutos. Las vigilamos para que no se quemen, si vemos que se van haciendo antes las sacamos. Nuestro horno nos dirá el tiempo exacto.


5.- Mientras se asan las zanahorias preparamos la salsa de queso. Ponemos en un cazo la mantequilla y la Maizena y removemos bien a fuego lento para que se mezclen bien. A continuación añadimos la leche, removemos hasta que nos quede una bechamel y sin que rompa a hervir incorporamos el queso cortado en trozos no muy grandes. Removemos con las varillas y dejamos hacer hasta que se haya mezclado todo bien. Retiramos del fuego y reservamos.

6.- Para acompañar también he preparado unas patatas rápidas en el microondas que os recomiendo. Pelamos y lavamos unas patatas y las cortamos en cuadraditos. Las ponemos en un recipiente de cocinar en el micro con un chorrito de aceite, un poco de sal y especias. Yo he puesto la mezcla cajún que me encanta. Programamos 5 minutos a máxima potencia, dejamos reposar un par de mintuos, le damos unas vueltas y programamos tres minutos más y vovlemos a dejar reposar con el recipiente cerrado. El tiempo puede depender del tamaño que hayamos cortado las patatas, pero son muy fáciles y rápidas para acompañar cualquier plato.

7.- Ponemos una sartén o plancha de hierro fundido al fuego y cuando esté muy caliente echamos la carne. No ponemos aceite, se hace con el que tiene la carne de la maceración. Hacemos por ambos lados. Dependiendo del grosor y del punto que nos guste la carne será unos 5-6 minutos por cada lado. 

7.- Cuando esté lista la dejamos sobre una tabla para que repose un par de minutos y servimos en la misma tabla acompañada de las zanahorias asadas y la salsa de queso azul.


8.- Vamos haciendo cortes con un buen cuchillo y nos servimos a discreción.


Podéis ver el resto de propuestas en el siguiente enlace.

Bon appétit

Fuente: Revista ED




Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Medre mía que rico! Ideal para una comida de fin de semana que se tiene más tiempo.. bss

    ResponderEliminar
  2. Somos muy carnívoros y esta guarnición me encanta.
    Lo haré seguro.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...