"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Pan 100% espelta con 100% masa madre

Si os gusta el pan de sabor y aromas intensos, el pan de corteza recia y buena miga, la harina espelta es la elección.

Me lancé a probar a hacer un pan sin nada de harina de trigo convencional, un pan 100% espelta, además sin ayuda de levadura, con mi tímida masa madre y el resultado ha sido espectacular.

Resulta un pan plano, tipo chapata, repleto de alveolos pequeños que lo hace ideal para regar por ejemplo con un buen aceite de oliva.

Animaros a probar, una delicia sin duda.
 
Ingredientes:

- 400 gr. de harina de espelta
- 120 gr. de masa madre
- 8 gr. de sal
- 240 ml. de agua








Preparación:

En un bol amplio o en el bol de nuestra amasadora mezclamos la harina con la sal.


Hacemos un agujero en el centro y vertemos la masa madre y el agua, mezclamos con la cuchara hasta que no podamos mas.


Seguimos mezclando con las manos hasta homogeneizar completamente la masa.
Tapamos con un papel film y dejamos reposar 20 minutos (Autolisis)


Amasamos ya sea a mano o con amasadora hasta conseguir una textura suave, brillante y tensa, aún será pegajosa, no muy elástica y rugosa ya que la harina de espelta no aglutina como la de trigo y resulta otro aspecto.

Dejamos reposar tapada 10 minutos.


Enharinamos la mesa de trabajo y boleamos con las manos o con una rasqueta de panadero, le daremos tensión a la masa.

Metemos en un bol levemente engrasado, tapamos con papel film y con un paño y dejamos levar 3h. a temperatura ambiente.


Una vez haya duplicado su volumen, colocamos sobre la mesa enharinada, espolvoreamos también un poquito de harina por la superficie.

Aplanamos con los dedos y plegamos hacia adentro, sellando en el centro, cada esquina de la masa, resultando forma de bola, que daremos la vuelta y con una rasqueta o con las manos terminaremos de dar la forma que deseamos, o dejamos una bola, o como en este caso forma de batard, es decir, pan alargado.


Preparamos nuestro banneton para el segundo levado.
Yo esta vez no quería dibujos en el pan, quería un pan liso y opté por colocar un paño de cocina limpio enharinado y bien estirado dentro del banneton.
Si no tenéis banneton éste es un truco, ya que podéis dar forma a vuestro pan con cualquier ensaladera o bol o bandeja honda que tengáis tan solo enharinando un paño de cocina.

Con un movimiento rápido y seguro colocamos la masa dentro dejando la parte fea hacia arriba.

Tapamos con el propio paño y metemos dentro de una bolsa de plástico que cerraremos muy bien con una pinza.

Dejaremos levar 1h. a temperatura ambiente, ya que la espelta necesita ayuda para el arranque y después metemos en la nevera 10 h.


Sacamos de la nevera 1h. antes de hornear.

Precalentamos el horno a máxima potencia.

Volcamos sobre nuestra bandeja de horno cubierta con papel vegetal y levemente enharinada con un movimiento rápido pero controlando y greñamos sin undir demasiado la cuchilla.


Horneamos con vapor a 230º los primeros 10 minutos.

Sacamos el vapor, bajamos a 200º y horneamos 30 minutos mas.

Total 40 minutos.

Apagamos el horno, abrimos la puerta y lo dejamos dentro 15 minutos.

Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


Listo!!










Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. No sabes la envidia que me da el no poder comer estos panes. Cada vez que veo un pan diferente me muero de ganas. Y menos mal que los de sin gluten caseros están buenos, pero estos... Ummm!


    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  2. Si que tiene muy buena pinta este pan!. Y digo lo que tu, envidia sana me da ya que tampoco los puedo comer, me conformo con el sin gluten pero....hay que reconocer que no es lo mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...