05 enero 2014

Roscón de Reyes aromatizado con zumo de naranja


 El Roscón de Reyes es el que pone punto y final cada año a las fiestas navideñas. Cada año pienso que no voy a poder llegar, después de tantas comidas familiares y reuniones de amigos, en las que no faltan los grandes platos y el sin fín de dulces. Pero cada año despierto el día de Reyes y tengo doble sesión de roscón. Por la mañana, es costumbre desayunar chocolate con roscón en casa de mis suegros. Esta costumbre viene de cuando mis hijos eran pequeños, ya que en casa era Papá Noël el que traía los regalos principales, y en Reyes el detallito, así que estaban locos por llegar a casa de los abuelos en los que si habían llegado los Magos de Oriente con todo su cargamento completo.

Nos juntamos todos a desayunar allí, y eso que ahora mis hijos y también nosotros, vivimos bastante alejados de su casa.

Por la tarde la sesión de roscón es en casa de mi madre. Cuando era niña nos juntabamos en casa de mi abuela materna todos los tíos y primos a degustar el roscón con un chocolate muyyyy espeso. El chocolate de mi abuela no se bebía, había que comerlo con cuchara, je, je. Luego mi madre cogió el relevo y es allí donde nos dirigimos la tarde de Reyes a cerrar oficialmente las fiestas.



En "la cajita" ya tenemos otros roscones, pero la tradición es la tradición, y seguiremos poniendo nuestros roscones con las pequeñas o grandes variaciones que hagamos. Esta vez es la incorporación del zumo de naranja, que para mi gusto deja el roscón mucho más esponjoso y aromático, sin perder su esencia, porque yo para los roscones soy muy clásica, como las tradiciones familiares.

Ingredientes:

Azúcar aromatizado:
120 gr. de azúcar
La piel de un limón
La piel de una naranja

Masa madre:
70 gr. de leche
10 gr. de levadura prensada fresca
1 cucharadita de azúcar
130 gr. de harina de fuerza

Masa:
60 gr. de leche
70 gr. de mantequilla
2 huevos
20 gr. de levadura prensada fresca
30 gr. de agua de azahar
Zumo de una naranja
500 gr. de harina de fuerza
1 pellizco de sal
huevo batido para decorar
Almendra picada
Guindas en almibar
Azúcar humedecido

Azúcar aromatizado:

Quitamos la piel de una naranja y de un limón, teniendo cuidado de no coger nada de parte blanca para que no amargue. En la thermomix pulverizamos el azúcar 30'' en velocidad progresiva 5-10 y luego añadimos las pieles de naranja y limón que hemos sacado de la fruta. Ponemos otros 15'' en la misma velocidad. Reservamos en un bol.



También podemos moler el azúcar con cualquier robot de cocina o con un molinilllo de café. Los pasos son los mismos, pero el tiempo dependerá de la fuerza del aparato


Otro truco puede ser utilizar azúcar glas y verter sobre ella esencia de limón y de naranja.

Masa madre:

Ponemos todos los ingredientes de la masa madre en la Thermomix y programamos 15'' velocidad 4.


 Retiramos la masa del vaso y formamos con ella una bola que colocamos en un recipiente con agua templada hasta que cubra la bola y dejamos reposar hasta que doble su tamaño y la bola flote en el agua.


También podemos hacer la masa madre poniendo todos los ingredientes en otro robot de cocina o en un bol ponemos el harina, hacemos un agujero en el centro a modo de volcán y añadimos la leche, la levadura desmenuzada y el azúcar. Amasamos con las manos.

Masa:

En el vaso de la Thermomix vamos poniendo el azúcar aromatizado que teníamos reservado, la mantequilla, la leche, los huevos, la levadura prensada, el zumo de naranja, el agua de azahar, el harina de fuerza, una pizca de sal y la bola de la masa madre. Mezclamos 30'' velocidad 6 y luego programamos 3' velocidad espiga.



Igual que la masa madre, este proceso lo podemos hacer en otro robot o amasando a mano. si tenéis un robot pequeño o con menos fuerza podéis amasar en dos veces. Si lo váis a hacer a mano poneis en un bol grande el harina y hacéis un volcán, poniendo el resto de ingredientes en su interior. Vamos mezclando primero con una cuchara de silicona o de madera, y luego con las manos, hasta que tengamos una masa elástica y homogénea.

Dejamos reposar la masa en el mismo vaso cubierta con dos o tres paños de cocina, o con una bolsa isotérmica (o en un bol si se ha hecho con otra máquina o a mano) durante una hora hasta que aumente de tamaño (en la Thermomix tiene que salir por el bocal). Bajamos la masa con la espátula y programamos 1' velocidad espiga (o sacamos el aire con las manos, dándole unos cuantos movimientos).


La masa del roscón es blanda, así que la sacamos volcándo sobre una superficie enharinada y le vamos dando forma de bola alisándola con las manos. Luego introducimos los dedos por el centro de la bola para ir dando poco a poco la forma de rosca. Yo el roscón lo preparé por la noche, para hornear por la mañana, así que para evitar que cuando crezca se nos cierre el agujero central, podemos poner un aro de emplatar o un bol que aguante la temperatura del horno. En mi caso puse dos bol porque hice una rosca alargada.  Colocamos el roscón sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear o silicona.




Por la parte de abajo tenemos que meter la sorpresa que siempre gusta encontrar aunque luego todo el mundo se deja olvidada, je, je (la figurita esta ya ha pasado por varios roscones).También metemos un haba seca, ya sabéis que al "tonto del haba" le tocará pagar el roscón ;)




Pintamos con huevo batido y decoramos como más nos guste. Yo soy más partidaria de las almendras y el azúcar humedecida con azáhar y luego alguna guinda o arándano. Desde pequeña los roscones que he comido han llevado almendra, pero si preferís podéis poner fruta escarchada. Tapamos y dejamos reposar hasta que doble su volumen.


Con el horno precalentado a 180º  cocemos el roscón durante 15' ó 20', dependiendo del horno. (Como véis, este al estar toda la noche creció tanto que si no llega a ser por los boles se habría cerrado)


¡Y listo!


Un buen roscón esponjoso, con un rico sabor a almendra....


...Y con el agradable aroma de la naranja


Bon appétit

7 comentarios:

  1. Con esa colección de ingredientes conseguisteis un roscon increible. Que buena pinta!!! Tiene que saber fantástico Feliz día de Reyes. Besoss,

    ResponderEliminar
  2. Yo aún no los he catado, pero como tu dices, esta tarde se abre la veda con la merienda de roscón en casa de i hermano, mañana por la mañana donde mi padre y por la tarde con los hermanos de Miguel... hasta arriba voy a acabar, pero no te creas que me canso, eso sí, el chocolate ni verlo, me sienta fatal, nosotros somos de tomarlo con cafetito con leche.
    Felices reyes y que esta tarde no pasemos mucho frio en la cabalgata
    Besos
    NIeves.

    ResponderEliminar
  3. Que pinta tan buena te a quedado bien grande

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola

    Lo que un aspecto delicioso, muy rica en sabores.
    Felicitaciones por sugerencias magnifícicas existentes en este pequeño rincón

    Besos
    http://www.pratocaseiro.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  5. .. y es que cuando empiezan a subir no hay quien los pare....seguro que estaba delicioso.
    Un besote muy fuerte,
    Mar

    ResponderEliminar
  6. Tiene una pinta increíble. Yo también añadí a mi versión zumo de naranja (o más bien una naranja batida y colada) en sustitución del aroma o agua de azahar y el roscón quedó de vicio. ;)

    ResponderEliminar
  7. Vaya roscón más rico, sois unas artistas reposteras, tiene una pinta genial seguro que los hechos son mejores. me hubiera gustado probarlo.
    un besito
    Cocnha

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!