"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Pasteles de carne asada y huevo

En casa, si sobra alguna ración de comida va directa al tuper de mi marido, pero hay veces que lo que sobra no es exactamente una ración y es cuando reciclamos sabores para el reto de Rosalía. Si, estos pasteles de carne asada y huevo han salido de la carne pegada al hueso de unos carrés de cerdo con salsa gorngonzola que había preparado en Nochebuena. Separé toda la carne que quedaba entre las costillas y la congelé. Sabía que iba a dar juego para algo, aunque entonces no sabía el que.

Acordándome de una receta que preparo de vez en cuando, pensé que quedaría fenomenal con esa carne asada, se trata de unos pasteles de carne y huevo que se prepara facilmente y en el horno.



Ingredientes: 
  • 400 gr. de restos de carne asada
  • hierbas aromáticas (si nuestra carne asada no llevaba)
  • 1 cebolla morada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de postre y media de ajo en polvo
  • 1 cucharada de postre de perejil 
  • 2 huevos + 1 huevo por pastel
  • Sal y pimienta 
  • Cebollino picado


Elaboración:

Picamos la cebolla y la rehogamos con aceite de oliva en una sartén.

Picamos también la carne asada una vez descongelada (yo lo hago con Thermomix) y cuando la cebolla esté transparentando la añadimos también a la sartén y la rehogamos. Incorporamos el ajo en polvo y el perejil.Y dejamos 5 minutos en el fuego removiendo de vez en cuando.
Batimos dos huevos e incorporamos la carne .Sal pimentamos poco ya que la carne estaba ya asada con sal y especias y mezclamos bien.

Forramos una bandeja de horno con papel especial y ayudados de un  aro de emplatar vamos rellenando y haciendo los diferentes pasteles. Luego ayudados de una cuchara hacemos un hueco en el centro de cada pastel.  Separamos las yemas de las claras de los huevos y vertemos cada clara en el hueco de cada pastel. Metemos en el horno previamente precalentado a 180º y horneamos hasta que cuaje la clara esté casi cuajada.

Luego incorporamos las yemas y dejamos hacer 4 minutos más. Así tenemos las yemas líquidas y la clara cuajada.
Servimos inmediatamente con unas escamas de sal y cebollino picado por encima.



Bon appétit


Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Elena me parece un reciclaje estupendo.
    Hay que ver la cantidad de carne que se puede rascar de un costillar y como se consigue un segundo plato para varias personas.
    Gracias por ser una genial recicladora.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que eran 3 costillares, pero es cierto que al haber mucha cantidad no se rebañaron los huesos al servir, por eso guardé cuidadosamente toda la carne pegada al hueso con idea de hacer algún otro plato.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Madre mía, eres la reina del reciclaje jejeje...
    Si ya imagino lo bueno que estaba el carré, estos pasteles ya ni te cuento.
    Genial aporte al reto!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TAnto los unos como los otros son dignos de volver a prepararlos.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. que pinta que tiene y que buen partido estamos sacando a las comidas de navidades, desde luego siempre dejamos lo mejor toda la carne pegada al hueso, la mas sabrosita, que asi tiene que estar este pastel, me parece perfecta la idea, aprovechamiento de lujo, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este mes hemos sacado varios reciclajes de nuestras comidas navideñas, je je

      Bss

      Elena

      Eliminar
  4. Pero que rico!!!!! me encanta como te han quedado estos pasteles de carne asada y huevo.

    En instagram estoy de sorteo, por si te interesa participar https://www.instagram.com/p/Bfv2waiHHBB/?taken-by=losblogsdemaria

    ResponderEliminar
  5. Muy rica y completa esta receta. Un besazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...