"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Risotto de jamón serrano al vino tinto


Cuando María Ayala de In my little kitcken  nos propuso para el reto  CocinArte de este mes la obra de Artemisia Gentilleschi, y Judith decapitando a Holofernes, pensé que no iba a poder cocinar. Soy una persona impresionable y no me gusta ningún tema relacionado con la muerte y mucho menos con una asesinato, por mucho que se lo mereciese Hofernes. De pequeña no podía ir a las procesiones, con eso os digo todo. A Nieves le dije que lo único que me inspiraba era la matanza de un pollo o un cerdo y que evidentemente por ahí no iba a ir, hasta que pensé que el cuadro estaba inspirado en un pasaje biblíco y que sangre y vino están muy relacionados en la Biblia. ¿No decimos que el vino en la Eucaristía es la sangre de Cristo?. Con el concepto ya suavizado pasé a buscar una receta italiana con vino tinto para homenajear de ese modo a la pintora y la inspiración llegó con este riostto de jamón serrano al vino tinto que está buenísimo.
Ingredientes:
  • 350 gr. de arroz carnaroli
  • 75 gr. de jamón serrano picado
  • 100 gr. de queso parmesano rallado
  • 400 gr, de caldo de verduras
  • 300 gr. de vino tinto
  • 1 cebolleta grande
  • 50 gr. de aceite de oliva virgen
  • 25 gr. de mantequilla
  • Sal y pimienta
Elaboración:
 4 personas
1.-  Cortamos la cebolla en cuartos y la ponemos en el vaso de la Thermomix. Picamos 5 segundos a velocidad 4.
Podemos picar la cebolla a cuchillo en brunoise.

2.- Incorporamos el aceite y programamos a temperatura varoma 6 minutos velocidad cuchara.
Podemos rehogar la cebolla con el aceite a fuego medio en una cazuela hasta que transparente.


3.-En un cazo mezclamos el caldo de verduras con el vino tinto, lo ponemos al fuego y dejamos hasta que vaya a empezar a hervir. 

4.- añadimos el jamón serrano picado y el arroz al vaso de la Thermomix y programamos 1 minuto, giro a la izquierda velocidad cuchara y 100º
Sin Thermomix agregamos el jamón y el arroz a la cazuela y removemos.
5.- Incorporamos la mezcla de caldo y vino y salpimentamos. Con la Thermomix programamos 15 minutos a 100º, velocidad 1, giro a la izquierda.
En la cazuela removemos el caldo con el arroz, bajamos el fuego y dejamos hacer durante 20 minutos.

6.- Ponemos el arroz en una fuente y añadimos la mantequilla y el queso parmesano. Removemos bien y listo para servir.
Podemos poner unas lascas de parmesano o un poco de cebolleta picada.



Podéis ver el recopilatorio de los demás participantes en el siguiente enlace.

Bon appétit

Fuente: Adaptada de  Thermorecetas



Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Has salido muy bien del paso de este cuadro porque era una obra poco inspiradora la verdad!
    Nunca he probado a poner vino tinto en el risotto, en cuanto pueda lo haré.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Woww si ya el, risotto m encanta, con jamón telaaaaa

    ResponderEliminar
  3. Una propuesta exquisita, con lo que a mi me gusta el arroz. Un risotto estupendo que probare. Gracias. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estela, la verdad es que esta vez costaba un poco la inspiración.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  4. Cuanto sin pasarme por aquí!! os he visto de casualidad, y he venido corriendo!
    Vaya pintaza tiene el risotto, a nosotros en casa nos encanta, pero nunca lo hemos probado con vino tinto..., siempre solemos echarle un chorrito de blanco! :)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESte lleva más que un chorrito,pero lo haré con blanco la próxima vez ;)

      Estamos encantadas de verte de nuevo.

      Bss

      Elena

      Eliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...