"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Pan de espelta y cerveza con jengibre y sal Maldon con masa madre

Vamos a seguir practicando panes con masa madre.
Dada la escasez de levadura, tener nuestra masa madre siempre lista es una ventaja, es verdad que a veces también es difícil encontrar harinas, por eso, cuando veamos harinas que no son la típica de trigo no debemos asustarnos, usaremos otras variedades y haremos nuestros panes un poco diferentes, veremos lo ricos que salen.

Esta vez vamos a atrevernos a ponerle una mezcla de harinas, en esta ocasión usaremos la harina de trigo espelta integral además de la harina de fuerza de trigo habitual.
La harina de espelta es mucho mas sana, mas sabrosa y con toda la fibra tan buena y necesaria para nuestro organismo.

También nos vamos a atrever a aportar sabor y aromatizar con cerveza y jengibre.

Vamos allá!

Ingredientes para un pan de 1 kg:

Ingredientes para 180 gr. de masa madre con un refresco (nos sobrarán 30 gr.):
- 70 gr. de masa madre
- 70 gr. de agua de frutas
- 70 gr. de harina de fuerza


Ingredientes masa final:

- 180 gr. de masa madre
- 180 gr. de harina de espelta
- 325 gr. de harina de fuerza
- 330 ml. de cerveza
- 1 cucharadita de postre rasa de jengibre en polvo
- 20 gr. de miel
- 11 gr. de sal Maldon en escamas
- Agua (si fuera necesaria)


Preparación:

En un bol amplio o bol de nuestra amasadora tamizamos las dos harinas.
Hacemos un agujero en el centro y vertemos la cerveza.
Mezclamos hasta integrar todos los ingredientes por completo, tapamos con un paño y dejamos reposar 30 minutos (Autolisis)


Añadimos la masa madre, la miel y el jengibre, amasamos 3 minutos, paramos y reposamos 5 minutos.


Añadimos la sal y seguimos amasando hasta conseguir una masa fina y lisa, será algo pegajosa.

Dejamos levar,  tapado con papel film y con un paño 3,5 h. a temperatura ambiente.


Volcamos la masa en nuestra mesa de trabajo ligeramente enharinada, degasificamos presionando suavemente con los puños, boleamos sin apenas tocar la masa y preparamos el banneton redondo espolvoreando con harina y desechando con pequeños golpes el exceso.



Colocamos la masa dentro del banneton con la parte de abajo hacia arriba y la parte lisa y suave hacia abajo.

Metemos en una bolsa grande bien cerrada, tapamos con un paño y dejamos reposar en la nevera 11 h.


Precalentamos el horno a 230ºC

Cubrimos nuestra bandeja de horno con papel vegetal levemente enharinado (si tenemos una bandeja con agujeros utilizaremos esa, así el calor y el aire caliente entrará también por debajo)

Agarramos el banneton con ambas manos colocando los pulgares en la base y los otros 4 dedos estirados sobre la masa.

Con un movimiento rápido volteamos sobre la bandeja y soltamos.


Greñamos con una cuchilla sin profundizar demasiado haciendo un corte rápido y limpio.

Bajamos el horno a 220ºC  y metemos el pan junto con un cuenco con agua hirviendo para generar vapor, horneamos 20 minutos.

Abrimos la puerta para que salga el vapor, sacamos el cuenco y bajamos la temperatura a 210ºC, horneamos 10 minutos.

Bajamos a 190ºC y cocemos otros 20 minutos.

Tiempo total de horneado 50 minutos.

Una vez apagado el horno abriremos la puerta y mantendremos el pan dentro 15 minutos.


Dejamos enfriar sobre una rejilla.













Fuente: Bake Street

Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Tengo que empezar a usar mis propias mezclas de harina sin gluten. Seguro que podré conseguir resultados tan fantásticos como este. Es pereza lo que tengo, pero lo voy a intentar. Te has hecho toda una experta.

    Bss

    Elena


    www.lacajitadenievesyelena.com

    ResponderEliminar
  2. Un pan de diez, Nieves. Muy rico y precioso. Me gusta mucho.
    Bsos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...