"Un lugar donde guardar el aroma que sale de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino…"

La cajita de Nieves y Elena

Pollo asado con salsa de mostaza antigua y ajo asado

Pollo asado con salsa de mostaza antigua y ajo asado
El pollo asado no falta semanalmente en mi casa y no me gusta repetir receta así que le doy al coco para hacerlo distinto cada vez.

Este pollo asado en salsa de mostaza antigua y ajo asado es otra invención,  no necesita muchos ingredientes ni largas preparaciones, todo lo hace el horno y podemos dejarlo preparado para simplemente calentar a la hora de consumir. 

No os lo perdáis, la salsa de ajos es fabulosa!

Ingredientes para 4 personas:


- 1 pollo entero limpio
- 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 2 cucharadas de vinagre de vino
- 2 cucharadas sopera de mostaza antigua
- Sal marina
- 1 cabeza de ajos
- Pimienta negra molida


Preparación:

Batimos el vinagre y la mostaza.
Salpimentamos el pollo por debajo de la piel ahuecando con ayuda de una cuchara y pintamos el exterior con la pasta de mostaza hasta cubrir completamente.
Dejamos reposar toda la noche (mínimo 4 h.)

Paso a paso Pollo asado con salsa de mostaza antigua y ajo asado

Precalentamos el horno a 200º
Metemos la cabeza de ajos cortada por la mitad dentro del pollo.
Horneamos 1h. o hasta que el interior del pollo haya llegado a los 80º.

Paso a paso Pollo asado con salsa de mostaza antigua y ajo asado

Sacamos los ajos del interior del pollo, pelamos y batimos con el jugo que haya soltado del horneado.
Mantenemos el pollo caliente.

Paso a paso Pollo asado con salsa de mostaza antigua y ajo asado

Presentamos con la salsa de ajos aparte.

Pollo asado con salsa de mostaza antigua y ajo asado

Pollo asado con salsa de mostaza antigua y ajo asado

Pollo asado con salsa de mostaza antigua y ajo asado

Imprime esta receta
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

Publicar un comentario

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!

Otros están viendo...