03 febrero 2013

Madrid en tres plazas y algunas curiosidades




Vuelvo de nuevo a hablaros de otro rincón de mi ciudad, ¡Madrid!. Se me llena la boca cuando hablo de ella, me gusta perderme por sus calles descubriendo en cada paseo cosas nuevas que me siguen sorprendiendo. Mientras recorro las calles y plazas del Centro me empapo de la magia de las historias y leyendas que circulan por sus calles. El Centro es el origen de la ciudad y toda su esencia.

En este recorrido voy a contaros algunas de esas historias, leyendas y curiosidades sobre la historia de la Villa. 



Plaza de Oriente
Enfrente del palacio Real, está la plaza de Oriente. Esta plaza tiene unas hileras de estatuas, que en su origen iban a servir para adornar la parte superior del palacio, pero ante su enorme peso, entró el temor de colocarlas y decidieron no hacerlo. Aunque la leyenda popular dice que la reina Isabel de Farnesio soñó que si ponían las estatuas en el tejado estas le caerían encima, y ordenaron colocarlas en distintos sitios de Madrid: La plaza de Oriente y el Retiro entre otros.

 Imágnes de las estatuas de El Retiro, las de la Plaza de Oriente han salido mal :(
En concreto estas imágenes tienen un significado muy especial para toda mi familia

Plaza Mayor

 La plaza mayor que hoy podemos disfrutar paseando por ser peatonal, no siempre ha sido así. Por sus 114 arcos pasaban coches de caballos, tranvías y posteriormente turismos. No fue hasta los años 60' cuando quedó cerrada al tráfico.


Construida en el siglo XVI, esta plaza se llamó plaza del Arrabal en sus orígenes y ha tenido un montón de nombres mas a lo largo de su historia.




Desde los edificios que tiene alrededor se puede acceder a las cuevas que tienen todos ellos. 


Puerta del Sol

Esta es otra de las plazas de Madrid que ha sufrido un montón de remodelaciones, pero si hay algo que caracetiza a la plaza, es el famoso reloj con el que la mayoría de los españoles nos tomamos las uvas en Nochevieja.

La estátua del oso y el madroño es otro punto de la Puerta del Sol de los más conocidos

El reloj se mandó poner en 1774, porque antiguamente era obligado rezar el Ángelus a las 12 del mediodía (sí, si, eso pasaba en nuestro páis y no hace tantísimos años). Los madrileños a esa hora, se tenían que detener, quitarse el sombrero y ponerse a rezar. Pero evidentemente la mayoría no lo hacía, poniendo como excusa que no habían oído las campanadas de las iglesias. Por ello se instaló el reloj en lo alto del edificio de Correos y Postas (ahora sede de la Comunidad). El reloj además de dar las campanadas con un tono muy alto, deja caer una bola.

La Mariblanca mirando al reloj
También hay otra historia muy bonita. En la puerta del Sol había una fuente que se llamaba La Mariblanca, y había una canción popular en la que se relataban los amores de la fuente y el reloj. La Mariblanca fue trasladada en alguna de las múltiples remodelaciones, y ha estado desaparecida duranatae muchos años, pero desde octubre de 2009, una réplica de la estatua que presidía la fuente, está de nuevo en la Puerta del Sol

"...En Madrid había una fuente llamada la Mariblanca
fuente más bonita que esa nunca la tuvo una plaza
En su pilón noche y día un reloj se reflejaba
era el reloj que en Madrid, marca las horas de España

Los relojes tienen alma, por lo cual se enamoró,
de la bella Mariblanca y un día se equivocó
Era severo y anciano el señor corregidor
y prendió a la Mariblanca con el máximo rigor.

Y el reloj desde entonces al dar la hora
no se sabe de fijo si toca o llora..."

Y después del paseo por estas tres plazas, tenemos que ir a reponer fuerzas, así que nos dirigimos a una calle cercana a la Puerta del Sol, la calle Tetuán a tomarnos un soldadito de Pavía (bacalao frito) con una cerveza fresquita en Casa Labra, abierta desde 1860 ¿Una curiosidad de allí? Pues en ese lugar se fundó el partido socialista en el año 1879.


Os pensaba poner la receta, pero como Nieves ya nos preparó unos para La cajita, creo que será mejor que veáis los suyos, ya que con el tiempo han perdido tamaño los de aquí.

Y por supuesto después del bacalao unos callos a la madrileña, que junto con el cocido es uno de los platos más castizos, y los encontraréis en la mayoría de las tascas, tabernas, bares, mesones y restaurantes de la zona.


Bon appétit


11 comentarios:

  1. Ay mi Madrid!!, me pasa como a ti, adoro mi ciudad, me encanta pasear por sus calles y lo que mas me gusta es sentarme a deleitarme en las mañanas de verano de los jardines del Palacio Real y ese olor a flores y el sonido del agua que chisporrotea de sus fuentes.
    A ver cuando nos escapamos a tomar unas cañitas ;-)
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Que exposición mas bonita de Madrid a mi me encanta mi ciudad muy a menudo voy a recorrer rincones, aunque ya me lo conozco de muchas veces me encantan recorrerlos

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito recorrido nos has hecho, yo también soy madrileña y adoro Madrid aunque no vivo ahí, y no te imaginas cuánto lo echo de menos pero curiosamente lo echo de menos cuando estoy allí, en fin es un poco raro. Después de este recorrido y desgastar un poco los soldaditos y los callos, un chocolate en San Ginés sería lo ideal. Besosssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chocolate lo dejo para otro día, je, je

      Bss

      Elena

      Eliminar
  4. Que buenos ratos pase en Casa Labra con mi padre...que recuerdos de mi Madrid...!!!
    Me pongo tontorron...lo siento...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente, yo estoy aquí y me sigue emocionando los recuerdos en cada rincón

      Bss

      Elena

      Eliminar
  5. Debo añadir el bacalao de Vinos Revuelta, en la Pza. Puerta Cerrada...allí lo empecé a comer con mi padre. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puerta Cerrada debería tener capítulo aparte. Ahí estaba el antiguo Asquiniña con su oreja de cerdo, su caldo gallego y sus montados de lomo(nada que ver con el actual) ;)

      Elena

      Eliminar
    2. Eeeeyyy!! Que me apunto a ir a todos esos sitios que nombraisss!!
      Nieves

      Eliminar
  6. Debo añadir el bacalao de Vinos Revuelta, en la Pza. Puerta Cerrada...allí lo empecé a comer con mi padre. :)

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!