08 febrero 2013

Mermelada de zanahoria y kiwi


Hay una cosa que las personas de pueblo, sobre todo las mujeres tienen muy claro y es el como conservar los alimentos perecederos de la mejor manera para que duren todo lo posible y en las mejores condiciones. 
Antiguamente no existían ni la nevera ni los congeladores o grandes arcones que hoy en día nos ayudan a poder hacer compras enormes para todo un mes y poder disfrutar de los productos frescos hasta 3 meses después en las mismas condiciones y con las mismas propiedades y nutrientes que el primer día.


Pues bien, por esto mismo muchas mujeres de hoy en día y yo me incluyo la primera desconocemos esos "trucos" ya que creemos que metiendo "TODOS" los alimentos en la nevera será el sitio donde mejor se conserven y mas duren, completamente equivocadas, la mayoría de la fruta no debe meterse en nevera ya que el exceso de frío y humedad hace que se estropeen antes, la mayoría de la verdura tampoco y las cebollas, ajos o patatas ni pensarlo... eso debe de ser verdad porque si nos fijamos cuando vamos al super todo esto está a temperatura ambiente.
Esta mermelada es el fruto de este error, las zanahorias en la nevera se ponen negras, se reblandecen y se arrugan al igual que los kiwis, que no maduran, se mantienen duros y su piel también se marchita y se transforma casi en una cáscara de nuez.
Pero otra cosa que SI me han enseñado las mujeres de pueblo de mi familia es que nada se tira, aunque por fuera tenga un aspecto muy poco apetecible hay que pelar, o abrir  y ver lo que hay dentro antes de desperdiciar nada y yo las hice caso, mirad, mirad.

Ingredientes para 300 gr. de mermelada:

- 7 zanahorias
- 2 kiwis
- 200 gr. de azúcar
- zumo de medio limón










Preparación:

Pelamos estas zanahorias tan feas y con asombro vemos que debajo tienen un color naranja y un aroma estupendos, retiramos las zonas mas feas y lavamos.
Pelamos también los kiwis que al estar algo "pasados" aportarán un dulzor mucho mas intenso.


Troceamos la fruta, ponemos en una cazuela y añadimos el zumo de limón y el azúcar.
Removemos sin parar hasta que el azúcar se haya derretido por completo y la fruta comience a producir jugo, cocemos a fuego muy suave con la cazuela tapada parcialmente unos 15 minutos. Moveremos de vez en cuando.


Batimos y envasamos.
Esperaremos a que enfríe completamente para taparla y meterla en la nevera.


¿Queréis desayunar conmigo?




Todos los nutrientes que nuestro organismo necesita desde por la mañana en un sólo bocado!!

4 comentarios:

  1. Yo si que quiero desayunar, aunque acabamos de tomar café, je, je

    Estoy de acuerdo contigo, tenemos que aprovechar todo siempre, pero en estos tiempos mas.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  2. Vaya, qué combinación más curiosas, tendré que probarla
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Muy original esta mermelada y rica te ha quedado con un color muy bonito, la quínoa se compra en herbolarios besos

    ResponderEliminar
  4. Menuda combinación para mermelada zanahorias con kiwis, vosotras como siempre innovando, pero os a quedado un aspecto estupendo

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!