19 abril 2011

Pastel de salmón con crema de naranja


Como siempre, el calor nos llega de golpe y pensé que la comida del fin de semana tendría que ser fría. Pensé en ensaladas, ensaladillas, vichyssoise, gazpachos…¡No! Había quedado con Nieves que nos pondríamos retos y estos había que hacerlos en fin de semana, así que busqué una receta original, y me encontré con un pastel de salmón ahumado con crema de naranja en el blog L’exquisit.

No suelo comer aguacates, pero la combinación de colores y sabores que veía en esa receta me animaron enseguida a elaborarla, eso sí modificando  un poco los ingredientes.



Lo primero que había que hacer era el pastel de salmón y para eso necesitaba:

225 grs. salmón ahumado, ½ cebolla cortada en aros gruesos, 1 hoja de laurel, 150 ml. Leche, ½ sobre de gelatina neutra, 1 vaso de vino blanco, 1 clara de huevo, montada a punto de nieve, 1 dl. nata para cocinar, ½ aguacate, cortado en daditos de 5 mm, nuez moscada molida, pimienta blanca y un chorrito de aceite.

El salmón se pone en una cacerola amplia, cubriendo el fondo. Se le agrega la pimienta, la cebolla, el chorrito de aceite y la leche. Se mantiene a fuego suave 5’ hasta que el pescado se desmenuce. Se retira el salmón, el laurel y la cebolla (estos últimos se desechan). Y continuamos un poco más con la leche en el fuego hasta que quede una tercera parte.


Con la batidora trituramos el salmón, agregamos la leche para obtener una masa homogénea y cuando la tengamos ponemos la mezcla en un bol para seguidamente añadir el ½ aguacate.

Preparamos una gelatina con el vaso de vino siguiendo las instrucciones del fabricante y cuando la tengamos la incorporamos al salmón. Se bate la nata y se agrega, la clara a punto de nieve se añade también. Se salpimenta y se echa una pizca de nuez moscada.

Hay que poner la mezcla en un molde, yo utilicé uno de aro, pero podría ser también uno de plumcake o moldes individuales (eso va en gustos). Se deja enfriar en la nevera 12 horas.


Para la crema de naranja nos hace falta: 1 chalota, 2 dientes de ajos, 1 chorrito de aceite de oliva, curry en polvo, el zumo de dos naranjas, ½ aguacate, 1 cucharada sopera de crema de leche (yo uso Ideal), sal y pimienta
Para preparar la crema, tenemos que sofreír la chalota y el ajo en una sartén con aceite a fuego suave, agregamos el curry y el zumo de naranja y dejamos cocer 12’. Seguidamente dejamos que se enfríe y lo trituramos junto con el aguacate y la crema de leche.


El pastel hay que desmoldarlo cuando se vaya a comer y yo me había llevado a mi hermana Montse y a mi cuñado de conejillos de indias y retrasé hasta el último momento esta operación. Cuando terminamos el primer plato, me fui a la cocina, cogí el molde y le puse una fuente redonda encima. Le di la vuelta y………. perfecto, se desmoldó sin problemas ya sólo quedaba decorarlo y para eso conté con la ayuda incondicional de mi sobrina Jimena que acaba de cumplir cuatro años y se ofreció voluntaria. Y por supuesto acompañarlo de la crema de naranja.

Bon Appétit

Nota: lo ideal es decorar el pastel con la crema y poner el resto en una salsera para el que quiera más, pero ante mi indecisión de desmoldar, si me ponía a decorar el plato iba a hacer esperar demasiado a mis invitados.
Cata: La próxima vez que haga este pastel echaré un poco más de salmón


2 comentarios:

  1. Habéis conseguido otro reto, tiene buen aspecto pero sabéis que a mi todo lo que tenga sabor o olor a pescado paso de intentar esa receta

    ResponderEliminar
  2. Pues llevais razón, este pastel tiene que estar de lujo.
    Besitos

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!