26 abril 2011

Tarta Fondant Copa del Rey Real Madrid (oe, oe, oeeeee)

 

Nieves y yo habiamos decidido que nuestra primera incursión en la cocina juntas, sería preparar una tarta de cumpleaños a nuestro "compi" José Mª gran aficionado al futbol y merengue hasta la médula. Lo del merengue lo teníamos fácil, pero lo nuestro es el fondant, por lo que decidimos utilizar este para preparar una tarta fondant Real Madrid como la del hermano de Nieves. ¡Y el Real Madrid va y gana la copa del rey, después de 17 años! y ahí la imaginación de Nieves se desbordó: "Elena, haremos una tarta con la forma de la Copa del Rey" - "¿Quéeeeee? ¿Tú estás locaaaa? "Porqué no hacemos algo más sencillito, un campo de fútbol con el escudito y poco más..."


Antes de irnos de vacaciones de Semana Santa ya habíamos planeado vernos y preparar esta tarta en casa de Elena el día libre que teniamos antes de volver al cole, ella venía de la playa y yo de la montaña y teníamos menos de 24 horas para elaborar este proyecto.

Todo comenzó a las 12 horas del lunes 25 de abril, día del cumpleaños de José Mª, que imaginamos, mientras él estaría celebrándolo con su familia, nosotras estábamos sudando la gota gorda para bordar con nuestra mayor ilusión y cuidado esta sorpresa.

El bizcocho sería el tradicional con chocolate, pero según la idea de Nieves ibamos a necesitar dos, uno de ellos de la mitad de grosor. ¡Esta vez tuvimos suerte!. Tanto el primero como el segundo subieron y desmoldaron sin ningún problema, "los hados" estaban de nuestra parte, todo iba bien ¿todo? bueno, todo no, teníamos que imprimir la plantilla de la copa pero mi impresora NO TENÍA TINTA. Menos mal que Nieves sacaba buenas notas en dibujo y realizó a mano alzada el diseño de la copa.


Amasamos primero el fondant azul, Elena estiró y estiró y cubrimos el bizcocho base mientras yo recortaba el fino descubirendo la forma de la copa, para cubrirla con fondant blanco y unirla después con un poco de mermelada de arándanos. Se nos iluminaba la cara viendo como la imagen que teníamos en la cabeza cobraba forma a través de nuestras manos, convirtiendo un simple bizcocho, en una tarta de campeones cuando vimos el escudo plasmado en el centro de la copa.

El toque final se lo daría Elena con dos pequeñas banderas de España a ambos lados, para hacerle un guiño a José Mª - él es...español., español, español, oeeeeee




2 comentarios:

  1. Menuda pasada de tarta,y nos os imaginais la cara de ilusión que tenia Jose Maria no paraba de hacerla fotos

    ResponderEliminar
  2. hoy hemos comido mi pareja y yo un trazo de tarta y nos a parecido estupenda, animo chichas aunque creo que ya mejor no os puede salir, el sabor buenísimo y la presencia sensacional enhorabuena

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!