14 marzo 2014

Rovellones con huevos poché al ajo negro


Poco a poco se está poniendo de moda entre los grandes chefs, el uso del ajo negro. De sabor fino y un poco dulce, pero sin perder el fondo del sabor original tan característico, el ajo negro no es nada más (y nada menos) que el ajo después de un periodo de fermentación. Mantiene todas las propiedades del ajo corriente, pero no repite.

La primera vez que lo utilizas, esperas encontrar un diente de ajo duro y seco, pero te encuentras con una textura blanda y delicada. No huele a ajo, pero si se descubre su sabor. Una maravilla culinaria que podemos utilizar en cualquier plato.

Unas patatas, unos rovellones y un huevo poché adquieren protagonismo con unos tropezones de ajo negro.


Ingredientes (2 personas):

  • 2 huevos
  • 2 patatas medianas
  • 1/2 cebolleta fresca
  • 300 gr. de rovellones
  • 4 dientes de ajo negro
  • Aceite de oliva virgen
  • Clara de huevo o huevo batido para pintar las patatas
  • Sal
Preparación:

Las patatas las vamos a hornear, así que empezamos precalentando el horno a 200º. Pelamos, lavamos y secamos las patatas y las cortamos en rodajas finas. Si no tenemos buena maña con el cuchillo para que queden todas del mismo grosor, nos podemos ayudar con una mandolina. Engrasamos ligeramente una bandeja de horno, y colocamos las rodajas. Las pintamos con clara de huevo o un huevo batido y las horneamos durante 25 minutos.


Mientras se hornean las patatas, preparamos lo rovellones o níscalos. Si son frescos los lavamos bien para quitar los restos de tierra, los escurrimos y los cortamos en tiras. Si no estamos en temporada podemos utilizarlos en conserva. Cortamos también en tiras la cebolleta, y la rehogamos con un poco de aceite de oliva en un sartén a fuego medio. Cuando empiece a transparentar la cebolleta, añadimos los rovellones y rehogamos todo junto. Reservamos.


Para hacer los huevos poché o escalfados, cortamos un cuadrado de film  de cocina por huevo, lo pincelamos con aceite de oliva y lo colocamos sobre una taza o un recipiente muy pequeño. Rompemos un huevo y lo colocamos en el centro del film de cocina, lo salamos ligeramente, y ponemos un diente de ajo negro cortado en láminas. Cerramos el paquete con el huevo o bien haciendo un nudo, o bien con una pinza de plástico de las que usamos normalmente para cerrar paquetes abiertos. Ponemos en un cazo agua a hervir, y cuando empiece la ebullición introducimos los huevos durante 4 minutos. Ni un minuto más, por lo que en el momento que pase el tiempo los sacamos inmediatamente del agua o enfriamos la misma. Esto es así para que nos quede una yema jugosa que nos inunde luego el plato.


Montamos el plato poniendo una base de patatas horneadas y encima los rovellones, para coronar con un huevo poché. Cortamos otro diente de ajo negro en láminas y lo colocamos por encima del huevo.


Siempre me ha gustado comer ajo con la yema de huevo, pero el sabor ligeramente dulzón del ajo negro, superar cualquier combinación de las que he realizado.



Venga, venga, dejar que el huevo se derrame...


Bon appétit

NOTA: Si quieres tener más recetas con ajo negro, os recomiendo que compréis el libro de recetas "COCINA CON AJO NEGRO" con recetas de 24 chefs y bloggers gastronómicos, entre los que nos encontramos Nieves y yo.

Todos los beneficios de la venta de este libro son para MENSAJEROS DE LA PAZ y su comedor social del Pozo del Tío Raimundo.

En esta primera fase el libro sale en formato digital y está a la venta a través de BUBOK   y de AMAZON (5 € + IVA) .

Tú te llevas unas estupendas recetas y el comedor social de Mensajeros de la Paz recibe fondos para funcionar. ¿Te animas?




13 comentarios:

  1. Chicas, este plato es una maravilla!!
    La combinación de setas con huevo poché me encanta!
    Nosotras tenemos uno parecido, aunque sin ajo negro, lo cambiamos por foie.
    Me gusta lo que he visto,
    Un beso!
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me voy a verlo ahora mismo, que el foie me encanta.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  2. Todo un descubrimiento para nuestras cocinas... delicioso plato Elena :-)
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, creo que el ajo negro se ha quedado en nuestras vidas para siempre ;)

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Desconocía esta variedad de ajo. Creo que la combinación de este plato es perfecta!
    Feliz finde!

    Noelia - Petite Recette

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una variedad de ajo. Realmente el ajo negro es un ajo corriente, al que se le somete un proceso de maduración natural, en el que va cogiendo ese color y cambiando sus texturas. Es una delicia que tienes que probar.

      Bss

      Elena

      Eliminar
    2. Elena te haré caso y lo probaré ;)
      Gracias por el descubrimiento!
      Besos.

      Noelia - Petite Recette

      Eliminar
  4. Me encantan los huevos poché, y así con ajo negro tienen que estar buenísimos !!!!
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, se que te gusta el ajo negro de buena tinta.

      Bss

      Elena

      Eliminar
  5. Un plato muy rico me encanta como te lo has currado, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adita, el plato no tiene mucho curro, es sencillo, pero un secreto entre tu y yo, me acordaré de él toda la vida, porque la mandolina cortó algo más que patatas, ;)

      Bss

      Elena

      Eliminar
  6. Elena esto ver ajo negro se esta convirtiendo en una costumbre y mira que cada vez que publicáis alguna receta con el dichoso ajo me da un envidia que no veas.
    Lo del huevo chorreando es una delicia, con patata, con ajo negro y solo, me encantan los huevos poche.
    Te ha quedado un plato genial, me invitas a cenar?
    Bss, buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que animarte a probar el ajo negro, para mi fue una sorpresa total y me encanta el sabor que tiene. En una tostada untado es riquísimo, no se necesita más, y además parece ser que tiene un montón de características importantes para la salud (ahora no recuerdo todas).

      A cenar puedes venir cuando quieras.

      Bss

      Elena

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!